Un improvisado predicador sorprende a los vecinos de Novoa Santos antes de los aplausos de las ocho

Los vecinos de la calle Novoa Santos salen todos los días a aplaudir a las ocho de la tarde, incluso algunos toman posiciones un poquito antes para saludar a esas caras que se han hecho ya más que conocidas tras cinco semanas de confinamiento, pero ayer, antes de la cita diaria, algo atrajo sus cabezas hacia las ventanas. Era una voz masculina hablando muy alto y con un tono de predicador de película sobre la Biblia. Un hombre, también residente en la calle, ataviado con su pantalla protectora y tras un paseo con su perro, miró hacia arriba, quizá donde estaba el improvisado speaker y lamentó en alto: “Pasar tanto tiempo en casa es malo”.

Leave A Reply

Your email address will not be published.