Un detenido y dos investigados por el robo de dos primates en Fuente el Saz

[ad_1]

Agentes del Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Madrid han detenido a una persona y han imputado a otras dos relacionadas con el robo hace tres semanas de dos primates del centro de rescate Rainfer, situado en Fuente el Saz, donde ya han vuelto tras ser localizados abandonados en una carretera, ha informado la Dirección General de la Guardia Civil.

Dos hembras de cercopiteco, robadas de un refugio de primates de Fuente el Saz

La investigación se inició el pasado 14 de mayo, tras comunicar el responsable del centro de la entrada por la noche en las instalaciones y la sustracción de dos primates hembras (Cercopithecus Petaurista). Tras realizar una exhaustiva inspección ocular, los agentes observaron y recogieron diversos vestigios en el lugar, comprobando que los ladrones accedieron saltando la valla perimetral y tras forzar la puerta que protege a los animales, se llevaron a las dos hembras.

El domingo 17 mayo, las dos hembras primates sustraídas se localizaron abandonadas en una parada de autobús situada en la carretera de Torrelaguna y se reintegraron en el centro Rainfer, donde ya se han recuperado casi al completo del rapto.

Después del hallazgo de los animales, el Equipo de Investigación del Seprona estableció una línea de investigación consiguiendo identificar a un implicado, un ciudadano rumano de 23 años de edad como presunto receptador; e investigar a un hombre y una mujer de la misma nacionalidad, que actuarían como cómplices. Se les imputan los delitos de tráfico de especies, receptación y posible maltrato animal.

La operación sigue abierta, ya que falta por localizar y detener al autor o autores del robo, ya que tanto el arrestado como los dos investigados fue el que recibió a los animales para una posible venta posterior. Sin embargo, tras verse perseguido por el Seprona, decidió abandonar a los animales. Tras ser detenido y carecer de antecedentes policiales importantes, ha quedado en libertad con cargos, según han indicado a Europa Press fuentes policiales.

El cercopiteco menor es una especie propia de las selvas africanas. Está incluida en el Apéndice II del Convenio CITES y en el Anexo B del Reglamento relativo a la protección de especies de la fauna y flora silvestres mediante el control de su comercio. Las hembras sustraídas están valoradas en 20.000 euros y en la actualidad están recuperándose de las secuelas sufridas por el robo.

Marta y Eider

Los protagonistas de esta historia son Marta y Eider y llevan viviendo en Rainfer tras haber sido rescatadas del tráfico ilegal en 1999. Desde entonces han pasado 21 años viviendo una vida tranquila y pudiendo mantener sus conductas salvajes afines a su naturaleza, informó tras el robo el centro en redes sociales. Los dos animales tenían un estado de salud muy delicado debido a su avanzada edad y además estaban enfermas y necesitan medicación diaria, por lo que implican un riesgo sanitario para las personas que puedan tratar con ellas de forma directa.

Las primates fueron sustraídas por una o varias personas de noche y tras romper las barreras de protección del santuario, por lo que sus responsables han reforzado las medidas de seguridad “y así proteger al resto de primates”. “Estamos desolados por la pena y la rabia. Destrozados por haber perdido parte de nuestra familia. Vamos a luchar con todas nuestras fuerzas junto al cuerpo de seguridad del Estado y a vosotros por recuperar a Marta y Eider”, aseguraron.

El centro Rainfer también llamó a la colaboración a la ciudadanía contra el tráfico de especies. “La tenencia de primates está totalmente prohibida en España. Es imprescindible que en esta pandemia global, cuyo origen es la explotación de especies salvajes, nos unamos todos contra el tráfico de especies porque necesitamos lograr un cambio en nuestra sociedad”, añadieron.

[ad_2]

Leave A Reply

Your email address will not be published.