Un Da del Carmen atpico

La tradición manda que la Virgen del Carmen salga cada 16 de julio al mar, acompañada de fieles, pero también el coronavirus ha paralizado esta celebración. El de ayer fue un Día del Carmen atípico, sin grandes citas, y con el recuerdo dulce del año pasado, cuando también lucía el sol y decenas de personas siguieron la procesión hasta el Puerto, con la Salve Marinera como protagonista.

La Cofradía no pudo organizar ninguna salida al mar con los barcos decorados con flores y banderines de colores, pero eso no le privó de hacer un acto en honor a la Virgen del Carmen. La misa se desarrolló en el interior de la iglesia de San Jorge, donde hay una imagen de la Virgen. Los asistentes, que no se sacaron la mascarilla, tuvieron que mantener la distancia de seguridad. Acudió el concejal de Fiestas, Juan Ignacio Borrego.

En el Club del Mar, la fiesta fue mayor, pero con muy poco público por precaución. Una pequeña embarcación navegó por la bahía de San Amaro, con una imagen de la Virgen del Carmen y la banda de gaiteiros, formada por cuatro miembros. Solo personal del club pudo participar en la celebración, pues debido al Covid-19 este año no se permitió el acceso de socios y fieles. Sonó la música, eso sí, y las banderas decoraron la lancha, de color blanco y azul, que llamó la atención de bañistas y paseantes. Un pequeño gesto, pero un gran homenaje. Ya preparados para la celebración del próximo año.

Leave A Reply

Your email address will not be published.