Un análisis de las mascarillas repartidas en Madrid cuestiona que sean FFP2 y FACUA ve “graves irregularides”

[ad_1]

Un estudio del Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (INSST) detecta en las mascarillas que reparte gratuitamente la Comunidad de Madrid “gran dispersión de resultados” respecto a la penetración de partículas y concluye, por ello, que no es posible encuadrarla como modelo FFP2.

Este análisis ha llevado a Facua-Consumidores en Acción, que solicitó un análisis sobre este material a los Ministerios de Consumo y Sanidad, a asegurar que se pone de manifiesto “graves irregularidades en las mascarillas distribuidas”.

Tras la petición realizada a comienzos de la semana pasada, las pruebas efectuadas por el INSST, organismo autónomo adscrito al Ministerio de Trabajo, concluyen que las citadas mascarillas del fabricante chino Whenzou Haoshou Home Textile con supuesta categoría KN95 o FFP2 ,a equivalente en la Unión Europea-, “no cumplen” los requisitos para presentarse con estas denominaciones.

Dudas sobre la efectividad de las mascarillas gratuitas repartidas en las farmacias de Madrid

En la información a la que ha tenido acceso Europa Press, y que ha adelantado ‘eldiario.es’, las conclusiones de este análisis revela que las pruebas, efectuadas el 15 y 19 de mayo, una “gran dispersión de resultados que no permite la clasificación de la mascarilla”.

Además, apunta cinco mediciones distintas, llegando una de ellas a arrojar una penetración del 39,81% de aerosolos. Las otras mediciones oscilan entre 26,93% , 11,14% , 8,73% y 4,98% .

“No cumplen con el grado de protección”

El portavoz de Facua Rubén Sánchez, ha confirmado en declaraciones a Europa Press, que han tenido confirmación de forma verbal y un resumen del contenido del informe elaborado y que recoge que este modelo “no cumple” con el grado de protección al que se alude en el modelo.

En este sentido, Facua asegura que dicho estudio especifica que “en una de las muestras analizadas, el filtrado es tan deficiente que deja pasar casi un 40% de las gotas más pequeñas o aerosoles, frente al máximo del 6% que se establece para que puedan considerarse FFP2”.

Facua ha recordado que la semana pasada se dirigió a la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid para requerirle información “ante las numerosas anomalías en el etiquetado que estaban trascendiendo y el hecho de que estuviese recomendando a la población utilizarlas durante 48 horas, cuando la OMS y organismos de salud pública de la UE y EEUU aconsejan limitar el uso de este tipo de mascarillas a entre 4 y 8 horas”.

Además, la asociación, solicitó a Sanidad que aclarase si antes de distribuirse habían sido analizadas en España y ha asegurado que no ha obtenido ninguna respuesta hasta la fecha.

Facua ha acusado a la Comunidad de Madrid de prácticas de “extrema gravedad” al haber actuado “poniendo en riesgo a la población al darles una sensación de falsa seguridad con unas mascarillas publicitadas como FFP2 o KN95 sin cumplir los requisitos y habiendo eludido la realización de análisis previos en España pese a los numerosos casos de productos defectuosos que habían trascendido con anterioridad”.

“Al no haber siquiera paralizado cautelarmente la distribución de las mascarillas cuando trascendieron las primeras irregularidades en su etiquetado, al ponerse de manifiesto que los certificados de homologación europea de las mascarillas eran falsos”, a juicio de la asociación “la irresponsabilidad del Gobierno autonómico madrileño ha sido aún mayor”. “El nivel de protección de estas mascarillas es una lotería”, ha zanjado.

Madrid reconoce un “error de impresión” en las mascarillas y CCOO ve disparidad entre la caja y el envoltorio

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid reconoció un “error de impresión” en el envoltorio de las mascarillas FFP2 que se han empezado a distribuir de forma gratuita.

Por su parte, la Asociación de Empresas de Equipos de Protección Individual (ASEPAL) detectó una veintena de fallos o errores en el cumplimiento con la normativa aplicable en las mascarillas.

A su vez, el departamento que dirige Enrique Ruiz Escudero está a la espera de recibir los resultados de dos pruebas de laboratorio a petición del fabricante para testar las mascarillas distribuidas.

No obstante, fuentes de la Consejería han recalcado a Europa Press que los resultados de laboratorio realizados en origen en China sobre este modelo “son correctos”.

[ad_2]

Leave A Reply

Your email address will not be published.