Fuerteventura.- El nuevo secretario general insular de la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo del sindicato UGT de Fuerteventura, Marcos Zamorano, destaca su temor a las consecuencias de un “ERTE global” motivado por la incidencia del coronavirus en el sector económico más importante de la isla que llevará a los establecimientos a acogerse a esta medida que se tramitará de forma excepcionalmente rápida. 


Los trabajadores del sector, asegura, “están deseando irse a su casa a pasar la cuarentena” y critica la actitud de algunos turistas en la isla que “prefieren pasar la cuarentena en el hotel que en su casa”. Una actitud puntual pero que supone, insiste, “una gran falta de respeto hacia los trabajadores”. 


Zamorano confía en que el Gobierno articule una serie de medidas para paliar “el parón total” de la actividad “porque este es un año de excepción, de medidas drásticas que deben mirar por lo social”. A la espera de conocer próximamente el paquete de medidas económicas que impulsará el ejecutivo central y comenzar a negociar los ERTEs, Zamorano insta al gobierno de la isla -que ha promovido varios encuentros con los responsables sanitarios, políticos y empresariales de Fuerteventura- a que “también cuente con los trabajadores”, ya que no se invitó a los representantes de las formaciones sindicales.