Fuerteventura.- A petición de casi una quincena de colectivos y productores del sector primario muy perjudicados por la incidencia del COVID-19 y la decisión del Cabildo de proceder al cierre del mercado de la Biosfera, la primera institución inauguraba ayer la plataforma digital Fuertemerca.com con el fin de ayudar a agricultores, ganaderos y la pequeña producción y transformación artesanal a comercializar de manera directa, sin intermediarios, alimentos frescos y saludables 




Una medida esperada pero no suficiente, destaca el presidente de Olivafuer. Pepe Santana pide que a falta de medidas sanitarias en el Mercado de la Biosfera se abra, en este tiempo, la granja experimental de Pozo Negro “como un Merca Las Palmas para que el excedente tenga salida”, explica. 


Una apertura que no se reduciría al estado de alarma sino que se extendería a futuro y que contaría con otros mercados en distintos lugares de la Maxorata.