Sánchez no descarta reforzar restricciones si no ganamos terreno al virus


El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aseguró este domingo que las cifras sobre la paneamia del Covid-19 van arrojando datos esperanzadores pero sostuvo que hasta que el sistema de salud no recupere tono, no se flexibilizará alguna de las medidas.

“Si ganamos terreno al virus y nuestro sistema de salud recupera tono, avanzaremos en la desescalada. Si no es así, quiero ser muy claro: mantendremos o reforzaremos las restricciones. Lo primero, siempre, será la salud y la vida de nuestros conciudadanos”.

Así lo trasladó el presidente en la rueda de prensa que ofreció desde el Palacio de la Moncloa y en la que aseguró que “desde los tiempos de la Segunda Guerra Mundial nunca la Humanidad se había enfrentado a un enemigo tan letal para la salud y tan pernicioso para nuestra vida económica y social”.

Además, ahondó en que “la desescalada, que comenzará como pronto dentro de dos semanas, será progresiva y cautelosa”.

Sánchez hizo balance de casi el mes que lleva España confinada desde que el 14 abril se decretara el estado de alarma. Así señaló que se ha “empezado a reducir el volumen de los contagios y también de las muertes aunque sigan extraordinariamente altas, a aplanar la curva, a quitar presión al sistema sanitario”.

Dejó claro que las cifras conocidas no recogen por tanto aún los efectos de la hibernación de todas las actividades económicas no esenciales que entró en vigor el día 30 de marzo y que deberían comenzar a notarse a mediados de la semana próxima.

No obstante, aclaró, “no es todavía la victoria, ni mucho menos. Todavía estamos lejos de esa victoria” pero “sí los primeros pasos decisivos en el camino a la victoria”. Son resultados alentadores porque nos dan ánimo, no para relajarnos, no para deponer las armas, sino para seguir combatiendo.

De hecho, recalcó que “no estamos siquiera entrando” en la segunda fase, en la desescalada. “Prosigue el estado de alarma, continúa el confinamiento general”, porque, como resaltó, “únicamente ha finalizado la medida extrema de hibernación al nivel del fin de semana de todas las actividades económicas no esenciales que ha estado en vigor durante las últimas dos semanas”.

Pide una “desescalada de la tensión política”

Por otra parte, Pedro Sánchez, ha pedido este domingo a todos los partidos “una desescalada de la tensión política” y ha abogado por la unidad para hacer frente a la crisis del coronavirus, poniendo como ejemplo el consenso alcanzado hace 40 años en la Transición.

Sánchez ha subrayado que el Covid-19 no distingue de territorios ni de color político, por lo que la respuesta “debe ser común, unida”. Esto debe hacerse, a su juicio, a través de un gran pacto de reconstrucción económica y social que se selle en los nuevos Pactos de la Moncloa que quiere impulsar el Gobierno y que el presidente quiere que se formalicen esta misma semana en una primera reunión.

Para este objetivo, el jefe del Ejecutivo ha insistido en dejar atrás “las palabras gruesas y el lenguaje agresivo”. “Mientras prosiga esta crisis, solo unidad. Sin reproches ni críticas ni desplantes”, ha pedido reclamando primero el apoyo del PP como primer partido de la oposición pero también del resto de formaciones políticas “sin excepción”.



Leave A Reply

Your email address will not be published.