El presidente del PP de
Fuerteventura, Fernando Enseñat, pide a los alcaldes, alcaldesas y presidente
del Cabildo de Fuerteventura que rechacen el “atraco” que pretende perpetrar el
Estado a las corporaciones locales, “quedándose con el superávit de ayuntamientos
y el cabildo donde Fuerteventura podría perder más de 200 millones de euros en
inversión”, asegura Enseñat.
El diputado regional hace números: “El Cabildo tiene más de 150 millones
de euros en superávit, Puerto del Rosario más de 44 millones o Antigua con 30
millones de euros. Ni los alcaldes ni el presidente del Cabildo pueden permitir
que este dinero se vaya de  Fuerteventura, una de las islas que va a estar
más afectada por la crisis social y económica, con miles de familias en ERTES
tras el parón en un sector turístico que no sabemos cuándo se va a recuperar
porque también dependemos de la apertura de nuestros mercados emisores y con
miles de pequeños negocios y autónomos de todos los sectores productivos
afectados por el cierre de sus establecimientos”. 
El PP recuerda que todas las instituciones majoreras están saneadas y
cuentan con un superávit elevado y que, “en caso de que el Estado permitiera
usar el superávit, ahora más que  nunca
se debería apoyar el uso de estos fondos para las corporaciones locales” en
esta situación de crisis ya que son las instituciones que están más cerca de
las personas pero no desde el Estado. “Es desde los ayuntamientos y en los
cabildos, donde se podría ayudar de forma directa a familias más vulnerables
pero también reactivar los sectores productivos, invirtiendo en la generación
directa de economía y empleo, en la ayuda a autónomos y pymes y el apoyo al
sector primario y, además, adaptar las soluciones a cada territorio en función
de las necesidades”.
Enseñat pide que se gaste este dinero “en los majoreros y en los que aquí
viven” porque “este excedente” masivo de dinero “es dinero de los majoreros, de
sus impuestos, de sus administraciones y se tiene que invertir en sus
necesidades que van a ser muchas cuando acabe el Estado de Alerta”.
Durante años, hemos asistido al debate de cómo y dónde invertir este
dinero. “Con una crisis como la social y económica derivada del COVID19 debería
autorizarse el gasto para las necesidades que tenga Fuerteventura. Ahora no
puede llegar el Estado a atracar a las instituciones locales y abandonar a los
majoreros”.