El PP de Fuerteventura
muestra su solidaridad y apoyo a las miles de familias que en estos momentos
están en una dura situación económica y laboral, “que sienten
incertidumbre por su futuro próximo” tras conocer los dramáticos datos del
paro del mes de abril.
Así, Fuerteventura finalizó el mes de abril con
13.444 personas en situación de desempleo, lo que representa un 21,5% más que
en el mes marzo. “Más de 2.383 personas se fueron al paro, sin contar con
todas las familias que están en situación de ERTE. Es un auténtico drama para
el que las administraciones debe dar una respuesta de emergencia social”,
asegura el presidente y diputado de los populares, Fernando Enseñat.
“Fuerteventura es la segunda isla con
mayor aumento porcentual en número de parados y, antes del COVID19, liderábamos
la destrucción de empleo en Canarias mes tras mes”, recuerda.
“Debemos reclamar al Gobierno de Canarias una respuesta diferenciada para
islas con un modelo económico de monocultivo, como el nuestro, donde el 90% de
la actividad económica gira en torno a un único sector: el turístico”,
demandó.
El aumento del paro es mayor si tenemos en
cuenta el mismo mes del año anterior: la isla sumaría  4.346 parados más, lo que supone un 47% más de
paro y donde además, la contratación ha descendido un 74%. Ante esta situación,
“volvemos a decir que es necesario dotar de más medios y personal a los
departamentos de servicios sociales de los ayuntamientos que van a recibir
miles de solicitudes de nuevas ayudas y que el Cabildo no puede desentenderse
de la realidad de los ayuntamientos”.
Enseñat entiende además que las políticas de
reactivación económica deben pasar por apoyar a autónomos y pymes de sectores
productivos claves para Fuerteventura como “el comercio, el sector
primario, los transportistas o los profesionales” así como por reciclar a
los trabajadores del sector turístico y dotarlos de nuevas competencias a
través de planes de formación.
Un sector clave es la construcción asociada a
la rehabilitación y la obra pública, agilizar las licitaciones sin abusar del
decreto de Estado de Alarma, y desburocratizar la concesión de licencias.
“Muchos trabajadores podrían beneficiarse de programas de empleo que
sirvan para amortiguar su situación mientras se reactiva el empleo mientras
que, reactivando el sector de la construcción, muchas pequeñas y medianas
empresas podrían empezar a trabajar y absorberían una parte de la población en
paro”.
El presidente de los populares advierte sin
embargo que “esta es una tirita para reactivar la economía a corto y medio
plazo porque, en realidad, lo que debería plantearse el Cabildo de
Fuerteventura es apostar de una vez por diversificar el modelo económico de la
isla y, para eso, tenemos que hablar del modelo de isla que queremos. El PIOF
llevan años metido en un cajón y es fundamental repensar la Fuerteventura del
futuro para que nunca miles de familias dependan en exclusiva de un único
sector”.