Nuevo protocolo anti covid-19 para las viviendas madrileñas

[ad_1]

La Comunidad de la capital española ha mandado a las viviendas y centros sociosanitarios un nuevo protocolo anti covid-19, que incluye el rastreo de contactos y familiares de positivos.

El nuevo procedimiento de diagnóstico, vigilancia y control de casos de coronavirus para todos estos casos, ha sido elaborado por las Direcciones Generales de Salud Pública y de Coordinación Sociosanitaria.

Primera actuación: en los casos sospechosos

En el documento se distingue entre sospechosos y confirmados. En el caso de los primeros, el responsable del centro en donde se halle la persona que tenga algún síntoma de la enfermedad, va a deber ponerse en contacto con el sistema sanitario en la mayor brevedad posible para realizar las pruebas precisas.

En este caso van a ser los profesionales de Atención Primaria los primeros en valorar su caso y los encargados de pedir una prueba PCR en el caso de que lo crean recomendable.

Esta prueba diagnóstica va a deber hacerse en menos de 24 horas desde el momento en que la persona con síntomas es atendida en un hospital. Esta prueba se complementará con otra de suero para determinar la curva IgG. Con ella se complementará la información sobre la cantidad de virus activo en el cuerpo.

Madrid registra casi 1.600 casos nuevos de Covid-19 en lo que lleva de ‘nueva normalidad’

La persona que se halle bajo sospecha de covid-19 en la residencia deberá permanecer aislada del resto hasta conocer los resultados de la prueba PCR, al paso que se empieza a identificar los posibles contactos de esta persona. Si resulta negativa y sin sospecha clínica, se descartará el caso y acabará el aislamiento. Si pese a dar negativo, persisten los síntomas, se va a repetir la prueba en 48-72 horas.

Qué hacer con los casos confirmados

Si el resultado de la prueba diagnóstica es positiva, se procederá al aislamiento de la persona perjudicada por coronavirus y deberá avisarse con carácter urgente a Salud Pública. Se procederá a identificar y observar a los contactos directos del enfermo.

A todos se les realizará una prueba diagnóstica PCR en las primeras 24 horas y deberán guardar cuarentena en sus domicilios a lo largo de por lo menos 14 días, salvo que la prueba PCR de negativo. En un caso así, van a poder interrumpir la cuarentena a los 10 días.

Si los contactos son trabajadores del centro, se va a dar a conocer mediante su Servicio de Prevención de Peligros Laborales (SPRL), que se ocuparán de la valoración clínica y de la petición de la PCR en las primeras 24 horas si presenta síntomas compatibles.

De todas y cada una formas, los trabajadores que han estado en contacto con la persona con covid-19 van a deber retirarse a la espera de los resultados de la prueba PCR. Si el resultado es negativo y no hay síntomas, el trabajador va a poder reincorporarse a su puesto. Si hay sospecha alta, se solicitará una segunda prueba.

Las comunidades autónomas han realizado más de 4 millones de PCR desde que empezó la pandemia

La vivienda debe tener una ‘zona covid’ a donde va a poder trasladar al residente confirmado, caso de que no precise hospitalización. El responsable del centro va a deber avisarlo de forma urgente a la Sección de Epidemiología, quien valorará la situación y posibles medidas de control auxiliares.

El seguimiento de los casos confirmados en trabajadores va a ser llevado a cabo por la Mutua colaboradora con la Seguridad Social, puesto que son considerados como accidente de trabajo.

En casos de positivos asintomáticos, el aislamiento habrá de ser de diez días desde la data de diagnóstico. Asimismo en los casos leves, de menos de una semana de síntomas, van a poder salir del aislamiento a los diez días, toda vez que hayan pasado los últimos 3 días sin síntomas.

Los ancianos con un cuadro de la enfermedad más grave, van a deber continuar en aislamiento a lo largo de 14 días desde el alta médica.

[ad_2]

Leave A Reply

Your email address will not be published.