Fuerteventura.- Recientemente se reunieron en Antigua los
concejales de los distintos ayuntamientos, junto al gerente del Patronato de
Turismo y  la Asociación de Guías
Turísticos Oficiales de la Isla
8 de junio de 2020.- Siguiendo la ronda de reuniones
entre los responsables de Turismo de los distintos ayuntamientos de la Isla,
estos días tuvo lugar un nuevo encuentro en el municipio de Antigua en el que
participaron, además, el gerente del Patronato de Turismo de Fuerteventura, Moisés
Jorge Naranjo, y representantes de la Asociación de Guías Turísticos Oficiales
de la Isla.
Asistieron al mismo Sonia Álamo, por Puerto del Rosario; Rosi
Padrón, de Betancuria; Celino Umpiérrez, por parte de La Oliva; Yurena Vera, en
representación de Tuineje; Deborah Edgington, de Antigua; y la concejala del
Ayuntamiento de Pájara Marisol Placeres.
Los ediles de Turismo unificaron propuestas y planteamientos de
cara a abordar la compleja realidad del sector tras la crisis sanitaria y las
consecuencias del estado de alarma a raíz de la pandemia de la COVID-19, lo que
ha generado una gran incertidumbre entre el empresariado, la touroperación y
las compañías aéreas.
En este sentido, los representantes municipales coincidieron con
el  gerente del Patronato en la necesidad
imperiosa de transmitir al exterior una imagen de destino seguro libre de COVID-19,
que favorezca la progresiva reapertura de Fuerteventura al turismo a partir del
mes de julio, extremando las medidas de seguridad e higiene y aplicando los
correspondientes controles en origen y en destino, siempre que así lo
establezcan las autoridades políticas y sanitarias.
De cara a fomentar la vuelta de turistas a la Isla, las
administraciones pusieron en común distintas estrategias, centradas en la digitalización
de la promoción a través de las redes sociales y portales web y la reorientación
interna de los sistemas de información, incidiendo en la vuelta al producto local
y en el estudio de pautas y hábitos de consumo de los visitantes.
Igualmente, se destacó la importancia de adelantarse al proceso de
captación del cliente para poder incentivar el tejido turístico y empresarial
de cada municipio, donde se prevé un crecimiento del alquiler vacacional y el turismo
rural en una primera fase, en la que comenzarán a llegar vuelos procedentes de
distintos puntos de la Península.
En cuanto al encuentro mantenido con los representantes de los
guías turísticos de Fuerteventura, grandes “embajadores del destino”, estos
trasladaron el nuevo protocolo establecido por el Instituto para la Calidad
Turística Española (ICTE), adaptado a cada comunidad para su aplicación en
los destinos como una medida más para contribuir a la lucha contra la COVID-19
y propiciar la reactivación del sector.
La Asociación de Guías Turísticos reclamó a los asistentes una
mayor coordinación para establecer criterios únicos en la gestión de la crisis
actual y extremar las precauciones sanitarias en diferentes puntos críticos de
la Isla, para lo que es decretar franjas horarias y grupos pequeños de visita a
parques naturales y otros espacios.
Entre las propuestas abordadas destaca la instalación de sistemas
informáticos que controlen aforos y capacidades de carga, pantallas de
información, sensores, conteo de personas y aplicaciones que informen de la
afluencia de turistas en playas, centros turísticos y de ocio y otros lugares
de gran afluencia.
Por último, los concejales de Turismo de Fuerteventura coincidieron
en la conveniencia de fomentar espacios de dinamización de la economía, como
puestos de artesanía y de consumo de productos locales, así como en la creación
de más puntos de visita al aire libre en lugares de interés.