Madrid plantea eximir a los taxistas de la obligación de trabajar cinco días semanales

[ad_1]

El Ayuntamiento de Madrid está “dispuesto” a “eximir” a los taxistas de la obligación de trabajar cinco días a la semana y que sea “voluntario” poner en circulación el vehículo, al no poder, como quiere el sector, reducir la flota al 50 % ante la escasa demanda generada por la crisis del coronavirus.

Así lo han apuntado el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, y el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, en la presentación en la glorieta de Marqués de Vadillo de la primera estación de Bicimad ejecutada de las cincuenta nuevas plataformas anunciadas por el equipo de Gobierno.

Carabante ha explicado que se han mantenido tres reuniones con el sector del taxi, y que el Consistorio está “en disposición de hablar y buscar un acuerdo” para un gremio que, según el alcalde, es “fundamental” para la ciudad.

Los taxistas piden la limitación de la flota

Las asociaciones mayoritarias del sector piden que se mantenga la limitación de la flota en un 40 % o ir al 50 % con una revisión semanal, en lugar de obligar a que todos los vehículos circulen, algo que no puede “regular” el Ayuntamiento, ha dicho el delegado ‘popular’.

Esa reducción de la flota fue posible durante el estado de alarma, pero al haber decaído el periodo de excepcionalidad para regular el sector el Consistorio tiene que “modificar la ordenanza, que conlleva varios meses de plazo, por tanto, en el corto plazo no podemos hacer la regulación que ellos solicitan”, ha explicado Carabante.

Eximir de obligaciones

“Sí estamos dispuestos a eximirles de la obligación de trabajar, de tal manera que sea voluntario trabajar porque ahora los taxistas tiene que trabajar cinco días de la semana de manera obligatoria al menos siete horas al día”, ha expuesto.

El Ayuntamiento está “en disposición de suspender” esa obligatoriedad para que “trabaje el taxista que considere”, ha apostillado. Martínez-Almeida ha añadido que “nos reuniremos las veces que haga falta para poder llegar a un acuerdo” con este servicio público.

“Lo que hemos trasladado a los taxistas es que estamos dispuestos a encontrar soluciones, pero soluciones que entren dentro de nuestra capacidad y de las competencias que tenemos“, ha dicho el alcalde.Eso “no pasa”, ha agregado, porque “se pueda seguir manteniendo, porque ya no hay estado de alarma, esa reducción del 50 %” de la flota que piden las asociaciones.

“Desde este Ayuntamiento no podemos obligar a no trabajar a aquellos que quieren trabajar, esa es la cuestión y ese es el núcleo de lo que en estos momentos se está hablando con el sector del taxi”, ha explicado el regidor.

[ad_2]

Leave A Reply

Your email address will not be published.