Los 14 puntos clave de la pauta Celaá para el curso 2020-2021

[ad_1]

Las pautas propuestas por el Ministerio de Educación que dirige Isabel Celaá para el próximo curso 2020-2021 han recibido el apoyo de todas las comunidades autónomas excepto Madrid y País Vasco.

La región madrileña argumenta que solo se proponen obviedades y que algunas de estas medidas son complicadas de llevar a cabo sin pautas específicas y apoyo en muchos de los colegios. Pero, ¿a qué se refieren exactamente? ¿Cuáles son esos 14 puntos contemplados en esta propuesta de vuelta al cole en medio de la llamada ‘Nueva normalidad’?

Los 14 puntos de la vuelta al cole

El Ministerio de Educación ya tiene el documento que guiará la vuelta al colegio para el próximo curso 2020-2021. Es una pauta que recoge 14 puntos para garantizar la seguridad de alumnos y profesores. Entre los puntos más llamativos, la reducción del ratio del alumnado por clase a 15-20 y la obligatoriedad del uso de mascarilla solo a partir de los 10 años. Estos son los puntos que recoge el documento:

  1. El curso será presencial. Pero si fuera preciso priorizar la asistencia de parte del alumnado, por la evolución de la pandemia, se daría relevancia a mantener la presencialidad en los niveles y etapas inferiores (infantil, primaria y los primeros cursos de la ESO).
  2. Comenzará en septiembre. Seguirá las pautas de otros años, con 175 días lectivos.
  3. Se mantendrá la distancia de seguridad entre alumnos de 1,5 metros a partir de los 10 años (a partir de 5º de Primaria).
  4. Si no es posible guardar esa distancia, se contemplará la posibilidad del uso de mamparas o separadores. En todo caso, se deberá garantizar una correcta desinfección y ventilación de las aulas.
  5. Se dará prioridad al uso de recintos abiertos frente a espacios cerrados.
  6. Los grupos de niños hasta quinto de primaria podrán convivir sin necesidad de respetar la distancia de seguridad, pero siempre y cuando no se superen los 20 alumnos. Serán los llamados ‘grupos burbuja’, que convivirán a modo de familia.
  7. Los niños de ese llamado ‘grupo burbuja’ o grupo de conviviencia, no deberá interactuar con los otros grupos de niños más mayores o bien lo hará lo mínimo posible.
  8. La mascarilla será obligatoria en niños a partir de seis años en el caso de que no se pueda guardar la distancia de seguridad, pero la norma será ‘flexible’ para los niños del llamado ‘grupo burbuja’ (hasta los 10 años). Este grupo de convivencia estable deberá usarla si hay contacto con el grupo de niños mayores. Los mayores no tendrán que usarla cuando estén sentados y separados por metro y medio de distancia.
  9. Los profesores deberán usar también mascarilla.
  10. Siempre que sea necesario, se podrán habilitar como aulas espacios adicionales, como gimnasios, bibliotecas, salas de arte…
  11. En los espacios de atención al público, como es el caso de la conserjería, deberá instalarse una mampara de separación o algún otro medio que pueda garantizar la seguridad.
  12. Si en algún momento un alumno presenta síntomas de covid-19, debe ser apartado de inmediato del grupo. Un adulto se quedará con él mientras se avisa a la familia y a los servicios médicos. Si los síntomas son graves (como es el caso de la dificultad respiratoria), debe contactarse con el 112. Desde ese momento, Salud Pública debe hacer un seguimiento de las personas que han estado en contacto del niño enfermo.
  13. Se adaptará el temario para recuperar todos aquellos conocimientos que no se pudieron impartir durante el confinamiento. Se recomienda reducir el contenido del temario a impartir para el curso siguiente.
  14. Se prestará especial atención a la educación tecnológica del alumnado y a las medidas oportunas para reducir la llamada ‘brecha tecnológica’. Se apostará por mejorar las plataformas educativas online y en la formación de los docentes para que sepan utilizarlas.

Madrid rechaza por inviable e insuficiente el plan de Celáa para la vuelta a las aulas en septiembre

En definitiva: menos alumnos por clase (un máximo de 20), grupos ‘burbuja’ que podrán convivir con mayor libertad (hasta los 10 años) y más aulas para poder separar a los niños a partir de los diez años un mínimo de metro y medio. Esto supondrá para muchos colegios la necesidad de ‘reordenar’ las instalaciones, usar aulas de gimnasia o de arte para impartir clases, aumentar el número de turnos en comedor y contratar más profesores.



[ad_2]

Leave A Reply

Your email address will not be published.