Las multas por no llevar mascarilla en el transporte público oscilarán entre los 600 y los 30.000 euros

[ad_1]

Las multas a partir de este martes por no llevar mascarilla en el transporte público estarán entre los 600 y los 30.000 euros. Así lo ha confirmado a Telemadrid un portavoz del Ministerio del Interior. Estas sanciones son las propias establecidas por saltarse las normas del decreto del estado de alarma, aprobado a mediados de marzo.

El Gobierno ha comenzado a repartir este lunes un total 14,5 millones de mascarillas en más de 3.500 puntos de distribución de toda España, de las cuales algo más de 2 millones se reparten en Madrid. Su uso es obligatorio desde este lunes en los autobuses de Madrid y en los trenes de Metro y Cercanías.

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado están colaborando en este reparto de mascarillas. Durante este lunes, como en el primer día de otras medidas que se han puesto en vigor, están llevando a cabo una labor informativa y no se esperan propuestas de sanción, que sí llegarán a partir de este martes para quienes no cumplan con la nueva normativa anunciada por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el pasado sábado y publicada este domingo en el BOE.

La orden establece la obligatoriedad de uso de mascarillas que cubran nariz y boca a todos los usuarios de los servicios de transporte público y colectivo, tanto terrestre, como autobús, taxi, VTC y ferrocarril, así como transporte aéreo y marítimo.

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado podrán sancionar con la Ley de Seguridad Ciudadana de 2015, la conocida como ‘ley mordaza’, y con el Código Penal a quien no cumpla con esta nueva normativa. En su artículo 36.6 señala como infracción grave “la desobediencia o la resistencia a la autoridad o a sus agentes en el ejercicio de sus funciones, cuando no sean constitutivas de delito, así como la negativa a identificarse a requerimiento de la autoridad o de sus agentes o la alegación de datos falsos o inexactos en los procesos de identificación”.


Aviso en Metro de Madrid sobre el uso obligatorio de la mascarilla |EFE

Esta medida determina también que los trabajadores de los servicios de transporte que tengan contacto directo con los pasajeros también deberán ir provistos de mascarillas, así como tener acceso a soluciones hidroalcohólicas.

De hecho, los vigilantes de Metro de Madrid podrán impedir a los usuarios que no porten mascarilla que viajen en el suburbano, ha indicado este lunes el consejero de Transportes de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, quien ha puesto en valor el buen comportamiento de los ciudadanos el primer día de uso obligatorio de la mascarilla en transporte público para evitar contagios por coronavirus.

[ad_2]

Leave A Reply

Your email address will not be published.