La Unión Europea reinicia este lunes las negociaciones tras no conseguir un pacto para la restauración

[ad_1]

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE (Unión Europea) fueron inútiles de lograr un pacto sobre el plan de restauración económica tras la pandemia de coronavirus tras una madrugada de intensas negociaciones por las diferencias sobre el fondo de restauración, y volverán a procurarlo este lunes.

Después de tres días de maratoniana negociación el acuerdo prosigue bloqueado por la oposición de los países conocidos como “frugales”, si bien las más de veinte horas de negociación del domingo han abierto una vía para el pacto, conforme fuentes diplomáticas.

Las esperanzas de España

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, prosigue defendiendo una propuesta “ambiciosa” en la cumbre que discute el fondo de restauración europeo, y España piensa que “todavía puede mudar el escenario” de las negociaciones.

Así lo han subrayado fuentes de la delegación de España poco tras iniciar la cena de los 27 jefes de Estado y Gobierno europeos y tras conocerse la última propuesta que han hecho los “frugales”, que pretende recortar en 50.000 millones el fondo hasta los 700.000.

Los 27 reanudarán las negociaciones a las 16.00 horas (14.00 GMT) del lunes, cuando el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, presentará una nueva propuesta de compromiso. La cima entra de esta forma en su cuarto día y va camino de transformarse en una de las más largas y vitales de la historia comunitaria.

Diferencias y escollos

El encuentro empezó en Bruselas el viernes por la mañana y se extendió un día más de lo previsto tras revisar en la noche del sábado que no había sido posible salvar las diferencias entre los llamados frugales – Holanda, Austria, Suecia y Dinamarca –, a los que se sumó Finlandia, y el resto de asociados, conforme notifica Laura Pérez-Cejuela.

La tercera jornada ha tolerado dar pequeños pasos cara un posible punto de encuentro a base de concesiones a estos 4 Estados, que no obstante no han terminado de satisfacer sus demandas de recortar las ayudas directas para la recuperación y engrosar los descuentos que reciben en su aportación al presupuesto común.

Los escollos en la negociación han sido el volumen del fondo y la distribución entre subvenciones y préstamos, como las condiciones de las ayudas, a lo que se ha unido a la propuesta de vincular la recepción de fondos europeos al respeto al Estado de Derecho.

Regateo por la dotación del fondo

El domingo las negociaciones empezaron a las 10.00 horas (ocho.00 GMT) con asambleas a dos bandas, auspiciadas normalmente por el presidente del Consejo Europeo, Hables Michel, y los líderes solo se hallaron en pleno a lo largo de la cena, que duró 3 horas.

Michel llegó por la mañana con una propuesta que preveía sostener el fondo en 750.000 millones de euros, de los que 400.000 millones se desembolsarían como ayudas directas y 350.000 millones en créditos, lo que suponía un recorte de las subvenciones respecto a la propuesta inicial de la Comisión Europea, que proponía 500.000 millones en trasferencias y 250.000 en préstamos.

Los ‘frugales’ y los recortes

Los frugales, que un principio se habían negado de forma directa a que hubiera subvenciones, consideraron deficiente la rebaja y plantearon a media tarde recortar el fondo hasta los 700.000 millones, la mitad ayudas directas y la mitad créditos.

Reclamaban además de esto un incremento de los descuentos que tienen en su aportación anual al presupuesto comunitario por abonar más de lo que reciben, a pesar de que el viernes ya se había propuesto un incremento para Austria, Dinamarca y Suecia.

La iniciativa, apoyada asimismo por Finlandia, fue rechazada por el resto. Alemania, Francia y España, entre otros muchos países, se niegan a bajar de 400.000 millones en subvenciones, el mínimo preciso a fin de que el fondo tenga un impacto macroeconómico, conforme fuentes españolas.

El proyecto de Europa

En este marco, Michel reanudó la propuesta de partida entre creciente irritación por el persistente rechazo de los frugales, que a lo largo de la cima han ido ensanchando la brecha con el resto de asociados.

El presidente francés, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel, aun conminaron con desamparar la discusión y advirtieron a los reticentes de que “ponían en riesgo el proyecto europeo”, tras lo que comenzó a cuajarse un “movimiento” por la parte de los frugales, conforme fuentes francesas.

París y Berlín “hicieron todo lo que es posible por llevar a los más reticentes al ambiente de los 400.000 millones en subvenciones”, agregan. La solución final podría pasar por fijar el monto de las subvenciones entre los 350.000 millones que demandan los frugales y los 400.000 millones que defienden el resto.

Cena y bloqueo

Tras la cena, Michel convocó un receso a lo largo del que siguieron los contactos a dos bandas. Fuentes diplomáticas de múltiples países apuntaban a que Holanda y Austria habían sido las primordiales responsables del bloqueo, al paso que Suecia, Dinamarca y Finlandia se habrían mostrado más flexibles a ceder sobre el fondo de restauración.

La Haya y Viena han sido acusadas de “instrumentalizar” la cuestión del Estado de Derecho, usando como disculpa la carencia de pacto sobre este punto que rechazan Hungría y Polonia, para bloquear un acuerdo sobre el fondo, conforme exactamente las mismas fuentes.

Hasta la madrugada

Ya bien entrada la madrugada, los frugales apagaban los cotilleos de división confirmando que proseguían regulando su estrategia.

El canciller austriaco, Sebastian Kurz, se mostró “contentísimo con el resultado” al término del encuentro, que acabó a las seis.00 de la madrugada (cuatro.00 GMT) tras un breve encuentro en pleno. La meta este lunes prosigue siendo convenir el fondo de restauración y el presupuesto para 2021-2027. Y para esto, se requiere unanimidad.

[ad_2]

Leave A Reply

Your email address will not be published.