La policía detiene a una tercera persona por asesinato Ahmaud Arbery en Estados Unidos

La policía anunció que detuvo este último jueves a William Bryan, de 50 años, autor del vídeo que muestra la muerte de Ahmaud Arbery. Se trata del tercer arresto relacionado con el asesinato, que atizó las tensiones raciales en Georgia marcado por su pasado segregacionista.

Arbery, de 25 años, fue asesinado el 23 de febrero en una calle de Brunswick. En las semanas siguientes, la policía local no detuvo a nadie, pero un vídeo del crimen, que se viralizó, dio un nuevo impulso al caso a principios de mayo. 

En la grabación se ve a Arbery corriendo por el medio de una calle residencial y aproximándose a una camioneta blanca que se encuentra estacionada en el carril derecho, con un hombre parado detrás.

Cuando Arbery trata de rodear ese vehículo se encuentra a otro hombre que está armado con una escopeta. Se produce un altercado y mientras el corredor y este hombre luchan, el joven negro recibe un disparo, y poco después un segundo disparo.

El vídeo causó mucho revuelo en Estados Unidos y la movilización de varias personalidades como la estrella del baloncesto LeBron James. El presidente Donald Trump consideró las imágenes como “muy perturbadoras”.

Tras su difusión, la policía estatal tomó las riendas de la investigación en sustitución de los agentes locales. Dos días después, la policía detuvo e inculpó por asesinato a las dos personas que aparecen en la grabación: Gregory McMichael, de 64 años, y su hijo Travis, de 34 años. 

El padre, un expolicía jubilado, trabajó mucho tiempo como investigador para los servicios del fiscal local.  En su declaración a los primeros investigadores, aseguró que había confundido a Arbery con un ladrón y que había decidido perseguirlo con su hijo llevando armas.

Según McMichael padre, cuando alcanzaron a Arbery, éste comenzó a atacar “violentamente” a su hijo. Durante el altercado entre Arbery y Travis McMichael se oyen tres disparos.

La familia de la víctima dice que el joven simplemente había salido a correr y que fue víctima de un crimen racista, ocultado luego por un sistema policial y judicial cómplice.

Desde la difusión del vídeo, manifestantes e internautas han pedido explicaciones sobre lo ocurrido. La policía estatal investiga los fallos de la primera pesquisa.

AFP

Leave A Reply

Your email address will not be published.