La ministra Celaá propone no mezclar etapas en los colegios para evitar rebrotes

[ad_1]

Aún con muchas dudas en el aire, los colegios continúan buscando la forma de preparar el próximo curso, a la espera de nuevas indicaciones por parte del Ministerio de Educación. La ministra, Isabel Celaá, propone no mezclar etapas en los colegios para poder delimitar mejor las zonas. De esta forma, dice, se podría actuar de forma más eficaz ante la aparición de algún caso de coronavirus.

Durante la Comisión de Educación del Senado celebrada este jueves, no solo ha adelantado esta idea, sino que también ha anunciado que la próxima semana se reunirá con las comunidades autónomas para concretar las medidas del nuevo curso escolar 2020-21 tras la crisis sanitaria por el coronavirus.

Los tres escenarios que Madrid se plantea para los colegios a partir de septiembre

Por su parte, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha recordado que el Gobierno no puede obligar a las comunidades autónomas a abrir colegios, y que dependerá de ellas en última instancia el hacerlo. De hecho ha comentado que “algunas regiones ya han decidido abrir los colegios estos meses, como País Vasco, y otras no”.

El ministro ha recalcado que hay que combinar los requisitos sanitarios del Ministerio de Sanidad con otros requerimientos, por ejemplo, en cuanto a habilitar más espacios en los centros educativos ante las medidas de seguridad e higiene.

El objetivo: clases presenciales

Tanto la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, como el ministro de Sanidad, Salvador Illa, coinciden en indicar que el objetivo es que el próximo curso escolar 2020-2021 haya la mayor tasa de clases presenciales que se puedan ofrecer. Pero debe haber distancia interpersonal de seguridad, maximizando, por ejemplo, todos los espacios de los centros para que estén a disposición del alumnado.

“El curso se va abrir en septiembre, salvo que Sanidad nos diga que no se puede abrir” (Isabel Celaá)

Ha recordado asimismo que cada comunidad podrá elegir la fecha de apertura del nuevo curso dentro de un abanico de días, teniendo siempre en cuenta que deben cumplirse 175 días lectivos como mínimo.

Lo que sí ha puesto esta crisis en evidencia es la aún existente ‘brecha digital’ que ha impedido a muchos alumnos rendir al máximo en las clases a distancia. Por eso, otro de los objetivos pendientes será eliminar estos obstáculos. Por ello, se ha elaborado un Plan de digitalización y se va a desarrollar, entre otras cosas, una Red de Aulas del Futuro.

[ad_2]

Leave A Reply

Your email address will not be published.