La Ertzaintza detiene a tres directivos por el derrumbe del vertedero de Zaldibar (Vizcaya)

[ad_1]

La Ertzaintza ha detenido este martes a 3 directivos de la compañía Verter Recycling 2002, dueña del vertedero de Zaldibar (Bizkaia), que el mes pasado de febrero padeció un derrumbe de miles y miles de toneladas de residuos guardados en él, lo que causó que quedaran enterrados 2 trabajadores de la escombrera que todavía no han sido encontrados.

Fuentes del departamento vasco de Seguridad han informado de que las detenciones se han llevado a cabo esta mañana “por orden judicial”.

Fuentes del Gobierno Vasco, por su lado, han precisado a EFE que los detenidos son el dueño de la escombrera, Luis Barinaga; la administradora única de la compañía Verter Recycling 2002, Arrate Bilbao, y el directivo técnico del vertedero.

La causa por el derrumbe se instruye en 2 juzgados del País Vasco, conforme estas fuentes: en uno de Durango (Bizkaia) se lleva la desaparición de los dos empleados enterrados por los restos, Joaquín Beltrán y Alberto Sololuce, y en otro de Eibar, las demandas por los supuestos delitos contra los derechos de los trabajadores y contra el medioambiente.

La Ertzaintza remitió a inicios del pasado mes de junio un informe a uno de estos juzgados en el que notificaba al instructor de que apreciaba “rastros de delincuencia” en la administración del mismo.

En otro informe mandado a la Fiscalía del País Vasco por la consejería vasca de Medio Entorno asimismo se aportaba el reconocimiento de la compañía de que días ya antes de generarse el colapso de la escombrera habían tenido conocimiento de la aparición de ciertas grietas en exactamente la misma, sin que se detuvieran los trabajos de descarga de restos.

Tanto la Ertzaintza como la consejería vasca de Medio Entorno apreciaban en sus informes la posible comisión de 2 delitos, uno contra los recursos naturales y el medioambiente, por ponerse en “peligro grave” el ambiente natural y “la salud de las personas”, y un segundo contra los derechos de los trabajadores.

El seis de febrero, cara las 16 horas de la tarde, se generó el derrumbe de la escombrera, que enterró a los 2 empleados que se hallaban en la zona de la báscula del vertedero en ese instante, Joaquín Beltrán y Alberto Sololuce, y que invadió la calzada de la autopista que une Bilao con San Sebastián, provocando el corte de la vía al tráfico a lo largo de múltiples días.

A la gravedad del colapso del vertedero, único caso habido en Europa, se unió el descubrimiento de que en exactamente el mismo se habían guardado restos que contenían amianto, material tóxico para el que la escombrera no tenía autorización para admitir su depósito.

Buscan a 2 personas en Zaldibar (Vizcaya) tras un desprendimiento junto a la AP-8

[ad_2]

Leave A Reply

Your email address will not be published.