La Comunidad de Madrid distribuirá comidas desde este lunes para más de 8.200 alumnos

[ad_1]

La Comunidad de Madrid distribuirá a partir del lunes 18 de mayo menús a más de 8.200 alumnos desfavorecidos de la región en 164 puntos, ha informado el Gobierno regional en un comunicado.

Las comidas serán elaboradas por trece empresas de catering especializadas e irán destinadas a los estudiantes cuyas familias son beneficiarias de la Renta Mínima de Inserción (RMI).

Para la puesta en marcha de este nuevo sistema, la Comunidad de Madrid ha preguntado en los centros educativos madrileños a todas las familias que perciben la RMI para conocer cuántas de ellas estaban interesadas en el reparto de menús, con el resultado de más de 8.200 que han decidido participar.

Para su recogida tan solo deberán dar su nombre en el punto de distribución que ha sido establecido en su localidad o distrito.

VIENA CAPELLANES LLEVA LA COMIDA A LA CAÑADA

La empresa Viena Capellanes, que colaboró desde el pasado 18 de marzo en el reparto de menús en 74 municipios de la región, continuará a partir del próximo lunes llevando las comidas a los cerca de 400 alumnos que residen en la Cañada Real para evitar su desplazamiento hasta el punto de distribución más cercano.

La Comunidad ha recordado que llegó a un acuerdo con las empresas Viena Capellanes, Rodilla y Telepizza para elaborar unos menús destinados a los más de 11.500 alumnos que tienen precio reducido en los comedores escolares por ser sus familias perceptoras de la Renta Mínima de Inserción.

Desde que comenzó esta medida se han repartido 165.000 menús, con una media que en las últimas semanas ha alcanzado cerca de 5.000 diarios.

El consejero de Educación y Juventud, Enrique Ossorio, ha recordado que “el Gobierno regional adoptó una medida de urgencia, la única posible tras desechar otras opciones que resultaron inviables para que los alumnos más desfavorecidos pudiesen tener una comida gratuita de manera inmediata”.

“Hicimos varios intentos para contratar con empresas de catering, pero no pudimos contar con la colaboración de todos los ayuntamientos de la región para poder hacer la distribución, ha señalado Ossorio”, quien ha añadido que tuvieron “que contar con la orden de cierre los establecimientos de hostelería, lo que complicó todavía más la solución”.

El titular de Educación ha remarcado que la complejidad que está encontrando la Comunidad de Madrid en la puesta en marcha del sistema de menús, con los nuevos prestadores del servicio y otros agentes que intervienen, “pone de manifiesto que antes de las medidas de desconfinamiento hubiera sido imposible llevarlo a cabo”, ha recalcado Ossorio.

[ad_2]

Leave A Reply

Your email address will not be published.