Justicia enviará un formulario diario desde hoy a los Registros civiles para hacer el recuento de fallecidos

[ad_1]

El Ministerio de Justicia ha modificado el mecanismo de comunicación establecido inicialmente para que los Registros civiles remitan los datos de defunciones por la pandemia del coronavirus, por lo que enviará cada día, a partir de este lunes, un formulario en el que se rellenarán la información solicitada para poder hacer el recuento de fallecidos y obtener una información “veraz, contrastada y más objetiva posible”.

De este modo se subsana uno de los problemas que surgió la semana pasada al verse colapsado, en los primeros días de remisión de información, el correo electrónico habilitado por el Ministerio para que los trabajadores de los Registros civiles enviaran todos los datos recabados.

La Dirección General de Seguridad Jurídica y Fe Pública pidió el pasado 4 de abril a los 436 Registros Civiles, entre exclusivos y con competencia mixtas, y más de 7.500 Juzgados de Paz que trasladasen cada día una relación en la que conste “el número de defunciones que han tenido acceso al Registro, número de licencias de enterramiento que se han concedido, y el lugar de la defunción, especificando la localidad y si la misma se ha producido en un hospital, residencia o vivienda habitual”.

“El Ministerio enviará cada día a los Registros civiles un formulario que se deberá rellenar “antes de las 11.00 horas del día siguiente”

Esta instrucción se actualizó tres días después, cuando la Dirección pidió interesó “urgentemente” a todos los letrados de la Administración de Justicia, antes denominados secretarios judiciales, que trabajan en los Registros civiles que al día siguiente mandaran toda la información sobre defunciones que se haya registrado desde el 14 de marzo, día en el que se declaró el estado de alarma por la pandemia del coronavirus, hasta la actualidad.

Se enviarán encuestas diarias

Así, después de que este buzón de correo electrónico se viera saturado por el envío masivo de información, la directora general de Seguridad Jurídica y Fe Pública, Sofía Puente, emitió este sábado, 11 de abril, una circular, a la que ha tenido acceso Europa Press, en la que explica el nuevo “mecanismo de comunicación” puesto en marcha para la transmisión de la información relativa a las licencias de enterramiento y defunciones.

Se trata de unas “encuestas diarias” que permitirá cumplimentar vía ‘online’ los datos de “forma segura y sencilla”, según dice la circular”. Para ello, el Ministerio enviará cada día, a partir de este lunes, a los Registros civiles mediante correo electrónico un enlace a un formulario que se deberá rellenar “antes de las 11.00 horas del día siguiente”.

Para hacer llegar este formulario, el Ministerio de Justicia utilizará las direcciones de correo que usan actualmente los ciudadanos para solicitar desde la sede electrónica la expedición de certificados de inscripciones de Registro Civil. Si alguna oficina de Registro Civil actualmente no presta el servicio de expedición electrónica de certificados, deberá comunicar al Ministerio de Justicia sus datos de contacto para recibir las encuestas.

Problemas al actualizar los datos

Fuentes de la Administración de Justicia consultadas por Europa Press aseguran que pese a las dificultades que encontraron para dar cumplimiento a las instrucciones que la Dirección General Seguridad Jurídica y Fe Pública , el colapso del correo electrónico, falta de personal y que la mayoría de juzgados de paz están cerrados tras declararse el estado de alarma, finalmente pudieron mandar la información sobre defunciones que se registró desde el 14 de marzo.

Aún así, insisten en que hacer el recuento de fallecidos por coronavirus para tener los datos actualizados no es una tarea sencilla. Aparte de que la instrucción de Justicia tan sólo reclama el número de licencias de enterramiento que se han concedido y el lugar de la defunción, es muy complicado especificar la causa de la muerte porque los test sólo se han realizado en los hospitales.

Así, apuntan que en algunos casos, los médicos que certifican la muerte de personas en sus viviendas o residencias de ancianos indican que el fallecimiento ha sido provocado por causas respiratorias o patologías, las cuales pueden ser compatible con el Covid-19, aunque insisten en que a estos no se les ha realizado ninguna prueba.

[ad_2]

Leave A Reply

Your email address will not be published.