La
diputada  por Fuerteventura del Grupo Nacionalista Canario, Jana González, ha reclamado esta
mañana que, desde el Gobierno de Canarias, se activen las políticas públicas
que permitan a la juventud de Canarias seguir avanzando en su proyecto vital,
especialmente tras la pandemia.
Es
cierto que las consecuencias de la enfermedad han cambiado la realidad, “pero
este gobierno lleva inactivo en este ámbito desde hace 11 meses”. Ahora es
necesario de realizar un nuevo diagnóstico por dos tramos de edad, “uno que
contemple desde los 16 a los 25 años; y un segundo, desde 25 a los 30 años”,
explicó.
En
ese análisis los jóvenes deben tener voz, para poder clarificar cuáles son sus
mayores preocupaciones. En este sentido, la diputada propuso buscar soluciones
para aquellos estudiantes que tienen desplazarse a las islas capitalinas y no
tienen suficientes recursos económicos, y forman parte de familias con
afectados en ERTES;  así como un rediseño
de la gestión de las becas para impedir que los fondos se reciban en diciembre
cuando el curso empieza en septiembre.
En
el segundo tramo de edad mencionado anteriormente, “nos preocupa el acceso al
trabajo y la estabilidad laboral: sin duda no son problemas nuevos pero se
acentúan, por lo que hay que diseñar salidas concretas y permitir cierta
continuidad de lo conseguido en la legislatura anterior, como el programa de
garantía juvenil o el programa del jóvenes puntuales”, explicó.