Jaime Siles y Ángel Díaz

0


«“lo profundo del tiempo” y “ahora en la senectud”
(Cuando éramos jóvenes y creíamos en la inmortalidad
35 años después: 1985 → 2020)
(Madrid, 2020). Editorial Verbum. I.S.B.N.:
978-84-1337
En
este libro final y último sobre este poeta, hacemos un repaso de toda su obra
que abarca una gran parte de su vida (hasta marzo 2020) y su producción
(2019/20), temporalidad/es que cuenta/n entre el sábado 2 de marzo de 1985 en
que nos conocimos en Viena hasta la actualidad y entretiempo -(1985 → 2020)
treinta y cinco (35) años- han ocurrido muchas cosas y ya no somos jóvenes,
como fuimos una vez; véanse las imágenes adjuntas:
Domingo 1 de octubre de 2000

Imagen
fotográfica de prensa (Diario Montañés1) sobre la que el
mismo Jaime me comunica por correo del 02.04.2020: «Querido Ángel: he
aprovechado este confinamiento al que el Coronavirus nos tiene sometidos para
dos cosas: una, para ordenar mi biblioteca, que estaba impracticable, y otra,
para ponerme al día en mi correo, cosa que aún no he conseguido, pues el
retraso que arrastro es de varios años. 

He leído con enorme interés tus dos
últimos envíos: uno, en el que estoy muy joven en una nota de prensa
santanderina sobre la presentación de tu libro sobre mi obra,…» Recordando la
otra mis estadías estivales en el domicilia veraniego de mis padres en Laredo y
la fotografía que en una de éstas me hizo una amiga americana de hace muchos
años, Martha Simon, que ignoro -después de numerosas aventuras en Italia,
Suiza, Alemania, etc.- desapareció para siempre de mi vida sin dejar rastros y
señales  a no ser las del efímero
recuerdo:

            Pero sobre todo este escriba ha
redactado numerosos artículos y tres (3) libros, cuyos títulos dicen: 1) Comentario
semiótico a nueve poemas de Jaime Siles
, (Barcelona, 1991). PPU
(Promociones y Publicaciones Universitarias), 2) Evolución poética de Jaime
Siles. Introducción al análisis poetológico
, (Kassel, 2000). Edition
Reichenberger y 3) «Más allá de los signos»: homenaje a Jaime Siles. Claves
de aproximación a la vida y obra del poeta
, (Vigo, 2014). Editorial
Academia del Hispanismo, a los que conviene añadir este cuarto (4) y último de
2020 editado por la Editorial Verbum de Madrid.

 Un Jaime Siles… en el
que tratamos los tres siguientes puntos, “1. CINCO POEMAS, TRES CIUDADES Y TRES
POETAS:  Jaime Siles, Hart Crane y
Federico García Lorca,

 2. «GALERÍA DE RARA ANTIGÜEDAD» DE JAIME SILES: Poesía
de la modernidad mirando hacia la Antigüedad

 y 3. ARQUITECTURA OBLICUA: OBRA
FINAL DE JAIME SILES (octubre de 2019), obra última de la que resaltamos el
poema, «Impresión de uno mismo a los LX años de su edad» [en: Arquitectura
oblicua
, (Barcelona, 2019), pág. 123. “f) L Fundación José Manuel Lara,
Colección Vandalia, 91”. Ediciones Alfar, S. A.] y cuya textualidad cuenta (las
cursivas nos pertenecen):
                                    A los diez años
                                               la
vida
                                               me
parecía
                                               pesada
como un párpado.
                                    A los veinte,
                                               vegetal
                                               como
un fruto
                                               entrevisto
en un sueño.
                                    A los treinta
                                                sentía
                                               la
caricia del fuego
                                               que
habita en su interior
                                               y
el suave veneno
                                               que
envuelve lo terrestre.
                                               A
los cuarenta
                                               todo
empezó a des-ser.
                                               Desde
entonces
                                               casi
he dejado de existir.
                                               La
sombra es la rima
                                               que
siempre me acompaña.
                                               Mi
cuerpo, la estrofa que ella escribe.
                                               Y
su ilegible texto, mi cada vez más borroso yo.
                                               ¿Qué
es lo que queda entonces
                                               debajo
del no-ser?
                                               Sólo
ésta sucia sensación de nada.
Veamos
esa cadena temporal y existencial, -“A los diez años” (1) → “A los
veinte
” (5) → “A los treinta” (9) → “A los cuarenta” (15) → “a
los LX años de su edad
” (título)-, sesenta (LX) que conducen a “¿Qué es lo
que queda entonces/debajo del no-ser?/Sólo ésta sucia sensación de nada
(24-26), poema que realiza un balance vivencial que se cierra y concluye con
ese “nada“ final tan específico y denunciador. De modo que podemos decir y
afirmar que éste es el último cuarto (4) y clausurado/r-final libro que
redactamos sobre la vida, devenir profesional y obra tanto creativa como
crítica de Jaime Siles, documento que representa ser (según nuestra discreta
opinión) una herramienta de trabajo ilustrativa, metodológica (que abre sendas
e incluso se pregunta y hace preguntas, hasta al mismo Jaime) que esperemos que
tanto él como el receptor sepan apreciar y utilizar.

Este libro se
articula en una minuciosa –detallada, puntual, original y libérrima– exégesis
de la obra poética de Siles, acompañada por la concomitante lectura de textos
de dos poetas de muy diversos estilos y épocas, Hart Crane y Federico García
Lorca, en un sorprendente desbordamiento interpretativo. Un libro, en fin, que
se presenta como una herramienta de trabajo ilustrativa, metodológica, que abre
nuevas perspectivas e incluso se interroga y pregunta al mismo Siles. 

Un texto
donde el lector podrá sentirse a gusto, que sabrá apreciar y del cual obtener
gozoso provecho.

En Verbum2
recibimos este libro con la misma cordialidad y gratitud con que hemos
incorporado a nuestro catálogo los cuatro títulos que lo preceden: Gabriel
García Márquez: Cien años de eternidad
(2016), La nueva fisiología del
gusto (según Vázquez Montalbán)
(2017), Dos escritores españoles en
Marrueco y un invitado mexicano: Rafael Chirbes, Juan Goytisolo y Carlos
Fuentes
(2018) y Manuel Vázquez Montalbán: Recuento de una vida y una
obra (1939-2003)
(2019). 

En estas cuatro muestras de su ensayística, así
como en la treintena de libros (véase la nota del autor) y un extenso centenar
de artículos publicados, Díaz Arenas se complace en acercarse a la escritura
estimulado únicamente por el impulso que Lezama Lima hacía suyo: por apetito,
animado por la simpatía, o sea, por una comunidad de sentimientos y
valores. 

La nómina de estas afinidades, además de los autores a los que se
acerca en los títulos mencionados, comprenden a Antonio Machado, Federico
García Lorca, el surrealista canario Agustín Espinosa, Camilo José Cela, Jorge
Semprún…

En la obra total de
Ángel Díaz Arenas descubrimos siempre la singularidad de su talento literario,
que cultiva el ensayismo de manera muy personal y no menos docta. En su
escritura se aprecia el arte de hacer confluir su vasta erudición con la sabia,
viva hermenéutica a la que somete sus textos y con esa suerte de diálogo
fraternal con los autores a los que se acerca. 

La generosidad del ensayista se
manifiesta no solo en la exhaustiva –sorprendente a veces- bibliografía y en
las sustanciosas notas que acompañan al texto, puestas a disposición de sus
lectores, sino –y no es menos relevante- en la riqueza de sus referencias
circunstanciales, sean históricas o personales, en que inserta la vida y la
obra del autor abordado, y las entrelaza participativamente con sus propias
experiencias, como si quisiera entregar al lector la cálida vivencia de una
aventura del conocimiento, a la vez que un paisaje enriquecido de humanidad.
Siempre he pensado que este severo señor, de
pródiga bonhomía, docto catedrático, crítico y teórico literario, de regreso de
múltiples lenguas, geografías y bibliotecas, de memoriosas aventuras literarias
y humanas, escribe para los jóvenes, resuelto en el empeño de que nada se
pierda, que no se agote la memoria.
En el libro que ponemos en manos del lector, Díaz Arenas
ha querido rendir homenaje a Jaime Siles, una figura imprescindible en la
poesía española contemporánea, a la vez que honrar una amistad de inteligencia
y empatía compartidas. El testimonio de una afinidad que cumple treinta cinco
años (35), desde que se conocieran un sábado 2 de marzo de 1985». Editor
y prologuista que me comunica por correo del lunes 18.05.2020: «Todo por la
excelencia de tu libro». Gracias Pío.
            No olvidemos señalar los tiempos que atravesamos y que
hacen a la Humanidad pagar sus culpas; veamos lo que Jaime me comunica
(repetimos) por correo del 02.04.2020, “Querido Ángel: he aprovechado este
confinamiento al que el Coronavirus nos tiene sometidos”, palabras a las que
sumamos las que nos dice el bueno de Pío desde su claustro madrileño
(15.05.2020), “Apreciado amigo, al fin la epidemia nos liberó a nuestro buen
Santi, el maquetador, y hemos podido sacar adelante estas primeras pruebas”,
sin olvidar las que nos comunica desde su Chile patrio Eduardo Labarca (3.05.2020):
«Ángel querido amigo inolvidable: Te contesto desde Las Cruces, en el llamado
Litoral de los Poetas de Chile, frente al agitado océano Pacífico…. Quedamos
conectados y me comunicaré contigo “ahorita” como dicen en el trópico. Abrazo
fuerte con guantes y mascarilla, vale”»3,
lo que nos invita introducir a un invitado de honor (“Banksy”4) con su graffito que dice «Banksy pinta
para los ayudantes de los pacientes de “Corona”
»:
1
Guillermo Balbona (Bilbao, *1962): «La obra de Díaz Arenas sobre el poeta Jaime
Siles se presenta este martes. La Cátedra Menéndez Pelayo acoge el acto
académico-literario», en: El Diario Montañés, (Santander, domingo 1 de
octubre de 2000), pág. 41. Gracias Guillermo por tus numerosas atenciones
cántabras.
Presentación
de un autor, dos libros e invita ción. Recordemos que Eduardo Labarca
-Santiago, 12 de agosto de *1938)- (Escritor, Periodista y Traductor chileno)
fue nuestro invitado con este título: «Ernesto Che Guevara (1928-1967): 30 años
después»”, en: Instituto Cervantes de Múnich, (Múnich, viernes
24.X.1997). Velada: 15-19 horas. Conviene señalar que él narra este viaje a la
capital bávara y su encuentro con un servidor y escriba en
«Un viaje a Múnich», en: El enigma
de los módulos
, (Santiago de Chile, 2011), págs. 83-104. Catalonia, libro que nos va dedicado con las siguientes
palabras:
«Para ángel Díaz Arenas, padrino de uno de estos
módulos y amigo de tantos años, con afecto Eduardo Laba… Viena, 14 de enero
2011». Invitamos a leer nuestra “
UNA VISITA AL MUNDO DE
LOS «MÓDULOS» DE EDUARDO LABARCA
(Una
introducción al análisis narratológico)”, en: 

4 Graffito que se titula en
alemán: “Banksy malt Bild für Corona-Helfer“ («Banksy pinta para los ayudantes
de los pacientes de “Corona”
»); éste (Yate, Gloucestershire, *1974) es el
seudónimo de un artista de arte urbano británico, conocido por su misteriosa
identidad. Estuvo en el documental llamado “Salida por la tienda de regalos
(2010) pero se desconocen otros detalles de su biografía. Según un estudio de
la Universidad Queen Mary de Londres, publicado en marzo de 2016, Banksy podría
ser Robin Gunningham, residentente de Bristol. 

“Una obra del artista
británico Banksy rinde homenaje a los profesionales de la salud; se instala en
un hospital de Reino Unido. La misma será subastada para recabar fondos para el
sistema de salud del país; según informa la agencia Press Association. Cabe
destacar, que el artista titula la obra, Game Changer; la cual mide cerca
de un metro y se encuentra en un pasillo del hospital de Southampton. «Gracias
por todo lo que hacen. Espero que esto iluminará un poco el lugar; aunque sea
en blanco y negro»; escribe el artista en una nota dirigida al personal del
establecimiento”; véase la imagen contextuada:




Leave A Reply

Your email address will not be published.