Inician las obras para evitar las inundaciones que se producen en la red de saneamiento en Valdemoro

[ad_1]

El Canal de Isabel II ha iniciado esta semana en Valdemoro las obras que contribuirán a evitar las inundaciones que se producen en la red de saneamiento de aguas y que afectan a varias zonas del municipio cuando se dan fuertes lluvias, en especial en los entornos de la calle Illescas y del paseo Enrique Tierno Galván.

En concreto los trabajos se van a desarrollar en la red de la calle Cuesta de Valderremata y ronda de San Sebastián y tendrán una duración aproximada de ocho meses, por lo que se espera que finalicen a finales de febrero o principios de marzo del año 2021, si bien se trata todavía de una primera fase de las obras cuyo propósito es mejorar y renovar las instalaciones de saneamiento presentes en la localidad.

Los trabajos afectan tanto al tráfico privado, debido a que ambas calles han quedado cortadas a los vehículos, como al transporte público, ya que se cancelan las paradas de este tramo de los autobuses de la línea 6 y su itinerario se desvía por el paseo de Prado, el paseo de la Estación y la avenida de Andalucía, hasta volver a retomar su recorrido habitual en la glorieta de intersección del paseo Enrique Tierno Galván con la Ronda de San Sebastián.

Acceso al polígono

No obstante, según ha informado el Ayuntamiento de Valdemoro, se asegurará el acceso tanto al polígono industrial El Prado como al tanatorio, al cementerio y a los centros escolares presentes en la zona, el instituto Neil Armstrong y el colegio Fuente de la Villa.

El coste total de la primera fase de obras se estima en más de seis millones de euros y será financiado con cargo a una cuota suplementaria de diez céntimos de euro por metro cúbico incluida en los recibos que emite el Canal de Isabel II a los usuarios, tal y como recoge el convenio firmado entre el Ayuntamiento de Valdemoro y el Canal por el que se aprobaba el Plan director de saneamiento del municipio para la mejora del alcantarillado.

Las actuaciones prevén un aumento de la capacidad hidráulica de diferentes tramos de la red gracias a la construcción de nuevos colectores o la sustitución de los existentes por otros de mayores dimensiones, la supresión de los quiebros localizados en diferentes zonas para evitar retenciones de las aguas pluviales y residuales o la instalación de cámaras de reparto para evitar inundaciones.

Además de esta primera obra que solventará los problemas generados en el Paseo y parque Enrique Tierno Galván, la cuesta de Valderremata y la calle Illescas, está previsto que en el futuro también se acometan mejoras para las calles Cibeles y Mar Mediterráneo; calles pasaje del Prado, Delfín y San Martín de la Vega; calles Ibiza y Mallorca; calles Guardia Civil y Doctor Fleming, sucesivamente.

[ad_2]

Leave A Reply

Your email address will not be published.