Incertidumbre y desesperación en la industria cultural de Fuerteventura

[ad_1]

El sector cultural de la isla de Fuerteventura ya no puede
más. La preocupante situación actual que viven estos profesionales ha llevado a
que surjan diversas reuniones y futuras movilizaciones para poder desbloquear el
delicado e inaudito periodo que vive dicha industria, fruto de la Covid-19 y acentuada
por el escaso interés y abandono institucional, que remarca aún más el futuro
incierto.

Los profesionales de la isla dedicados a la cultura que
incluye a artistas, grupos, bailarines, empresas de sonido, iluminación,
logística, productoras, miembros de seguridad, técnicos, montadores, además de
profesionales de los ventorrillos, atracciones, etc, se ven afectados por
distintos aspectos comunes a otros sectores, pero de manera más incisiva por la
falta de una voluntad clara de reactivar la actividad cultural, a día de hoy en
Fuerteventura, toda ella telemática. 

Es por ello que exigen a las instituciones
competentes que aclaren las medidas y pautas a las que este sector debe
atenerse, se adecúen los espacios culturales a las nuevas necesidades y reabran
cuanto antes, y se delimiten aquellos espacios al aire libre donde poder
realizar espectáculos.
Aunque nadie pone en duda que lo primero a tener en cuenta
es la salud de las personas y la ayuda a los más necesitados, por otro lado se
cuestionan aspectos que generan debate desde hace días en medios de
comunicación y redes sociales donde se ve como playas, terrazas y otros espacios
públicos pueden disfrutarse respetando las normas, pero los auditorios y otros
lugares con aforo suficiente para eventos no se han adaptado a las nuevas
circunstancias y permanecen cerrados.
También llama la atención la decisión de los ayuntamientos
de dejar bajo mínimos las partidas destinadas a Festejos para destinarlo de
manera íntegra a Servicios Sociales. Algo que sucede también en las cuantías
con las que cuenta el Cabildo para la organización de eventos culturales
propios, así como las fijadas al apoyo institucional de iniciativas privadas,
tan necesarias como compatibles al esfuerzo conjunto que se podría hacer desde
otras partidas como por ejemplo la de Deportes donde los clubes siguen
recibiendo dinero público a modo de subvención, con presupuesto intacto y hoja
de ruta definida. ¿Por qué en el ámbito cultural no hay ni ayudas, ni
activación, ni hoja de ruta?, se preguntan.
Siempre con la máxima de volver a la actividad primando la
seguridad de artistas, trabajadores y público, Fuerteventura contempla atónita
como en otras islas ya se programan decenas de actividades culturales públicas
y privadas, muchas de ellas con el cartel de sold-out. Talleres, presentaciones
de libros, monólogos, conciertos en varios formatos, etc, muchas expresiones
artísticas principalmente de artistas canarios que han revitalizado en islas
como Gran Canaria y Tenerife parte el sector con la respuesta generosa y
responsable de la ciudadanía.
Mientras tanto en Fuerteventura los espacios de titularidad
pública, como Auditorios o el Palacio de Congresos siguen cerrados y sin planes
de volver a la actividad, algo incompresible para los profesionales majoreros.
Los primeros en parar, los más activos en el confinamiento
y los más olvidados en la llegada de la nueva normalidad

El sector cultural fue el primero en cesar su actividad,
recordando que el inicio del confinamiento y del estado de alarma se produjo en
plena celebración del carnaval y, lamentablemente, con la correspondiente
cancelación en cascada de actuaciones, eventos, festivales, etc. 

Si el pasado
fue duro, en el presente vaticinan que serán los últimos en volver a recuperar
su actividad, sin que haya una previsión de ningún tipo. Una angustia que según
pasan los meses va haciendo mella hasta el punto de que algunas empresas y
profesionales están al borde del cierre de la actividad lo que sería una
sangría de pérdidas de empleo.  

En
el conjunto del archipiélago el sector cultural representa el 2% del PIB,
aglutina a unas 5.000 empresas y crea 26.000 puestos de trabajo directos e
indirectos. En el caso de Fuerteventura el sector está representado por cerca
de un centenar de empresas, que generan más de 1.000 empleos directos e
indirectos, más de un millar de familias, todos ellas sin ingresos o afectados
por un ERTE que finaliza en muy pocos días, ¿y después que pasará?, se cuestionan.
Durante el confinamiento el mundo de la cultura estuvo más
vivo que nunca y sin duda se convirtieron en imprescindibles dentro del
complejo periodo vivido. De ahí que municipios como en Adeje en Tenerife hayan
sido de los primeros de Canarias en catalogar la Cultura como bien de primera
necesidad.
Mientras la agenda cultural en otras islas ya puede considerarse
bastante activa (https://mailchi.mp/6edceaf32db7/agenda-cultural-de-canarias-para-los-prximos-das),
desde la Consejería de Cultura de Fuerteventura se han programado actividades
culturales solo en el terreno telemático, eso sí, implicando a muy pocos
profesionales del sector durante el actual estado de alarma, una iniciativa
acertada para el periodo del confinamiento pero que se aleja de la nueva
realidad que permite el uso de espacios culturales y la organización de eventos
como recoge el BOE, utilizando como complemento las ventajas del streaming. 
Unas
medidas que el sector quiere reactivar cuanto antes, pero que debe contar con
el beneplácito de las autoridades competentes.
Es por ello que piden a los responsables públicos,
motivación y conciencia sobre la importancia de la cultura a todos niveles,
todo ello prevaleciendo las medidas sociosanitarias y restricciones a las que
sin duda habrá que hacer frente. Una respuesta que las instituciones locales deben
dar con suma urgencia para llenar de esperanza a uno de los sectores más
afectados por la pandemia.
Desde el entramado cultural majorero aprovechan para
agradecer a todos los vecinos y vecinas su valentía y responsabilidad en estos
meses para, entre todos, lograr que el virus haya tenido una incidencia mínima
en la isla donde afortunadamente no hay que lamentar ninguna víctima.
Al término de esta edición han firmado este documento:
Nuevo Klan, Orquesta Jacomar, Grupo Kandela, Grupo N-Klave,
Grupo La Fórmula, Grupo Siroko, Taknara, AIMCA, Musical Perdomo, Orquesta Los
Vera, Grupo La Línea, Asoc. Península de Jandía, Santi Marrero, AudioLuz,
Zukoabega Producciones, Escuela Música La Nueva Saga, Coral Municipal de
Pájara, Parranda El Callao, Grupo Bomba, Azurmendi Sonido, Parranda Los
Mantequillas, Atlantika Son, Tadeo Sonido, Maraudio, Kike Pérez, Guajavi
Fuerteventura, Fuerespectáculo, Maxaudio, Sonofuer, PSV Seguridad, Elitte
Agency, Guillermo González, Marta Díez, Jacqueline Nitza, Sirinoque Folk, Eventton,
Mejor con Copas, Fems Producciones, Grupo Timbeque, Miguel Afonso, Fuerteventura
Big Band, Orquesta Son de Aquí y Allá, Carlos Cabrera, Beat 3, Dday Eventos,
Hamburguesería El Jartón Majorero, Maxorata Eventos, Mariachi Las Salinas,  La Banda Nuestra, Mixturas Music, Parranda
Tamaretilla, Pascual Duarte, Banda Municipal de Pájara, Producciones Majoreras,
Atracciones de Feria Hernández y Cabrera, Domingo Ruano, Dj Joel Valdivia, Manolo
Estupiñán, Fuer Music Espectáculos,  Toño
Percusionista, Crearte, Marisol CYA Modelos, Fran Chiringuito, Antonio/Rosa
Plan de Seguridad, Fernando Chiringuito, Tabajoste, Asoc. Vecinos de Tesjuate,
Centro Comercial El Campanario, Espectáculos Canarias, J26, Carmita
Chiringuito, Grupo La Taifa, Si es Tarde nos Vamos, Grupo Bernegal, Salvafuer,
entre otros.



[ad_2]

Leave A Reply

Your email address will not be published.