Holanda | Eutanasia para mayores sanos “cansados de vivir”, lista para debatirse en Parlamento

El Parlamento de Holanda ya tiene en sus manos el controvertido proyecto de ley por el que los progresistas D66, uno de los partidos del Gobierno de La Haya, quiere proteger el “derecho” de los mayores de 75 años que, incluso estando sanos, opten por pedir la eutanasia al estimar que han vivido bastante.

Esta iniciativa produce gran polémica entre los asociados de la presente alianza de Gobierno, especialmente por la alarma que provoca en los 2 partidos más conservadores, Llamada Democristiana (CDA) y Unión Cristiana (CU), que están contra legalizar esta alternativa, a pesar de que unos 10 000 holandeses mayores de 55 años mostraron su interés en ello.

Según una investigación publicado en el tercer mes del año, a solicitud del presente Ejecutivo, esa es la cantidad de personas, de un total de 21 000 encuestados, que desearía poder tener acceso legal a la eutanasia una vez alcancen una edad determinada, deban lidiar con los atribuyas de la vetustez y estimen que ya han cumplido su ciclo vital.

Esperar a los resultados de esa investigación fue lo que retrasó la presentación del proyecto de ley, que ha elaborado la miembro del Congreso de los Diputados progresista Pia Dijkstra, pues los asociados de Gobierno pusieron en 2017 como condición hacer una investigación social para determinar si una ley de este modo podría ser precisa, ya antes de regresar a charlar del tema.

La autora del proyecto destacó que el “inconveniente es cada vez mayor ahora que la diferencia entre la vida biológica y la vida biográfica está incrementando merced a los avances médicos”. O sea, la gente deja de ser parte del sistema laboral a los 67 años, mas vive más que ya antes, sin participar en muchas ocasiones en la sociedad y con protestas como la soledad o la propia vetustez.

Para poder acceder a esta alternativa, la persona debe tener cuando menos 75 años y hacer múltiples entrevistas con un “consejero profesional”, con el que el anciano sostiene una charla a lo largo de la última etapa de la vida para comprender los motivos que hay tras su deseo de fallecer y si hay otras opciones alternativas que le devuelvan las ganas de vivir.

Este consejero no es quien valora de ser posible o bien no recurrir a la eutanasia, una resolución final que precisa cuando menos un par de meses de reflexiones y en la que están implicados familiares, el médico general y otros especialistas.

El líder de Unión Cristiana, Gert-Jan Segers, considera “inadmisible” que se haya presentado la propuesta a discute. También los demócrata-cristianos rechazaron rotundamente dar su apoyo a la propuesta, mas se comprometieron a “abordar las causas de la soledad” y intentar mitigar la situación, singularmente “cuando las personas se sientan solas, descuidadas o bien perdidas por el hecho de que precisan atención o bien cuidado”.

Aún no está claro si este proyecto podría conseguir el respaldo de una mayoría parlamentaria, si bien de entrada conseguiría el respaldo de los liberales del primer ministro Mark Rutte.

EFE

Leave A Reply

Your email address will not be published.