Gobierno y comunidades acuerdan poner un límite a los precios universitarios

[ad_1]

Las comunidades autónomas tendrán hasta el curso 2022-23 para reducir sus precios públicos de primera matrícula de grado hasta el establecido por el modelo propuesto por el ministro de Universidades, Manuel Castells.

El acuerdo ha contado con el voto “mayoritario” de las comunidades y se ha producido en una reunión telemática de las Conferencia General de Política Universitaria, presidida por el ministro Manuel Castells, que había propuesto a los gobiernos autonómicos fijar en un máximo de 18,46 euros el precio del crédito de primera matrícula en toda España, lo que supondría un 15% más del precio medio de crédito universitario que existía en el curso 2011-2012, cuando empezaron a encarecerse.

La “Propuesta de modelo de precios públicos de matrícula de los estudios oficiales de Grado para el curso 2020-2021”, presentada hoy miércoles por Castells a las comunidades, obliga a 10 comunidades autónomas a rebajar sus precios el próximo curso, sobre todo Madrid y Cataluña.

Aragón, Baleares, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Extremadura, Navarra, País Vasco y La Rioja tendrían que operar “un ajuste relativamente moderado”, mientras que para Cataluña y Madrid el ajuste tendría que ser “más acusado”.

Las siete comunidades restantes (Andalucía, Asturias, Canarias, Cantabria, Castilla La Mancha, Galicia y Murcia) no tendrían que reducir los precios de la primera matrícula, porque actualmente ya son más bajos que en el curso 2011-2012.

Una vez aprobado el nivel de precios para 2020-21, según el sistema propuesto por Castells, se considerará en el futuro que dicho nivel, para cada comunidad, se establece como precio máximo, no estableciéndose por el contrario, precio mínimo alguno.

“Lo importante es llegar en 2022-23 a un precio máximo consensuado para cada comunidad que sea el índice de referencia en el futuro”, ha recalcado el departamento de Castells en una nota con el fin de rebajar el gasto del alumnado y evitar disparidad entre regiones.

El Ministerio ha reconocido que es necesario “incrementar sustancialmente” la financiación de las universidades públicas, pero ha subrayado que “no debe hacerse a costa de los escasos recursos de las familias y los estudiantes precisamente en un momento en que nos enfrentamos a una gravísima crisis económica”.

Lo acordado este miércoles rebaja el objetivo que planteaba el ministro Castells hace solo unas semanas, que era devolver los precios de las primeras matrículas universitarias a los niveles de 2011-2012. Con ese objetivo, el Consejo de Ministros eliminó el pasado 5 de mayo del sistema de horquillas para precios públicos de matriculación en las enseñanzas universitarias que introdujo en 2012 el Gobierno de Mariano Rajoy.

Madrid acusa a Castells de imponerlo sin financiación

El Gobierno regional ha censurado que el ministro de Universidades, Manuel Castells, “ha impuesto a las comunidades autónomas” una bajada de las tasas universitarias “sin negociación” y sin “ninguna propuesta concreta” de financiación para hacer frente a la reducción de precios públicos.

“Se impone una bajada de precios sin haberlo negociado”, han manifestado fuentes de la Consejería de Ciencia, Universidades e Innovación de la Comunidad de Madrid, en declaraciones a Europa Press. Señalan que el ministro “se comprometió” hace unos días a estudiar un sistema de financiación para las comunidades autónomas para hacer frente a esta bajada de los precios públicos”, pero “lo cierto es que a esta conferencia sectorial no ha traído ninguna propuesta económica concreta“.

Desde el Ejecutivo madrileño han destacado que “el esfuerzo que desde hace años viene realizando la Comunidad de Madrid en materia de tasas y de becas es muy importante”. En este sentido, han apuntado que “durante la pasada legislatura ya se bajaron las tasas de grado en más de un 22% y las de Master en más de un 30% apostando de manera muy fuerte por un sistema de becas cuya financiación no ha parado de crecer en los últimos años”. Además, han garantizado que “así va a continuar porque la Comunidad de Madrid va a triplicar el presupuesto en becas para el curso que comienza en el mes de septiembre”.

El consejero de Ciencia, Universidades e Innovación, Eduardo Sicilia, aseguró durante una comparecencia en la Asamblea de Madrid que el ministro no puede pretender que las “autonomías” paguen “parte de su programa electoral”. Madrid “los mejores precios públicos” pero que se debe tener en cuenta la prórroga presupuestaria y aboga por utilizar el dinero “para el que más lo necesita”, en referencia a la política de becas que aspira a aplicar la Comunidad de Madrid.

Para el Gobierno madrileño, “la equidad se demuestra entre otras cosas, prestando atención a todos aquellos estudiantes que tienen una situación económica vulnerable en este momento a causa de la crisis del coronavirus, no tratando a todos los estudiantes por igual”. “Así lo va a hacer la comunidad de Madrid, prestando especial atención a los estudiantes que de alguna manera se han visto afectados por el Covid-19”, han afirmado desde la Consejería que encabeza Eduardo Sicilia.

[ad_2]

Leave A Reply

Your email address will not be published.