Fuerteventura.- A día de hoy prácticamente se han duplicado las solicitudes de emergencia social en el municipio de Tuineje donde en los primeros diez días el Ayuntamiento atendió a 270 personas que precisaban de ayuda para adquirir alimento o abonar el alquiler, el agua y/o la luz. 


Una situación que se ha agravado a tenor de las cerca de 500 solicitudes registradas recientemente y a la que “las corporaciones locales deben dar respuesta”, como explica la regidora, Esther Hernandez Marrero



Por eso, y a falta de culminar la liquidación de las cuentas pero con un remanente que se sitúa cerca de los 15 millones de euros, la alcaldesa insta al gobierno central a utilizar “la totalidad del remanente o del superávit y no solo el 20% como ha permitido”, insiste, para ayudar a las personas en situación de riesgo o exclusión y también a autónomos, pymes, al sector primario y al impulso proyectos de obra pública “que permitan dinamizar la economìa del municipio”, recalca. Hernández valora especialmente la labor que realiza el personal de los servicios sociales del ayuntamiento que también trabaja, insiste, acercándose a los más necesitados para atenderles directamente. 


La alcaldesa de Tuineje también ha disertado sobre la colaboración del Ayuntamiento con el Cabildo de Fuerteventura para esclarecer las circunstancias en la que habían sido acogidos 8 ancianos en una finca particular del municipio después de que a la dueña se le denegase el permiso pertinente para realizar la actividad de casa hogar en una infraestructura de Tarajalejo. Mientras la Fiscalía investiga los hechos, los ancianos que no han podido ser acogidos por sus familias permanecen en el hotel El Parador de forma provisional.