Fuerteventura.- Con esta modificación se anula el
periodo previsto hasta ahora del 1 de abril al 30 de mayo
En el día de hoy, martes 17 de marzo, 
por parte del Concejal de Economía y Hacienda, Promoción Económica,
Industria y Vivienda, en el Ayuntamiento de Puerto del Rosario, Juan Manuel
Verdugo, 
al amparo de lo
dispuesto en el Decreto 397/2020 adoptado por la Alcaldía , en virtud del cual
le corresponde ejercer la superior dirección de los servicios de Intervención
General y Tesorería Contabilidad General y Recaudación, así como la
planificación y ejecución financiera del Ayuntamiento 
se ha dictado decreto modificando
el calendario fiscal del Ayuntamiento trasladando la apertura del periodo de
pago voluntario del 
Impuesto sobre Bienes Inmuebles(IBI), así como las tasas
por ocupación de terrenos de uso público por mesas y sillas y elementos propios
de las terrazas de hostelería, desde el 1 de septiembre al 30 de noviembre.
La medida se toma de acuerdo
con el Real Decreto 463/2020,  de declaración de Estado de Alarma que
en su artículo 6 establece 
que cada Administración conservará las competencias
que le otorga la legislación vigente en la gestión ordinaria de sus servicios
para adoptar las medidas que estime necesarias en el marco de las órdenes
directas de la autoridad competente a los efectos del estado de alarma y sin
perjuicio de lo establecido en los artículos 4 y 5, y siempre con el objetivo
de cumplir las medidas sanitarias establecidas por el Ministerio de Sanidad en
cuanto que se pretende evitar las aglomeraciones mencionadas en una situación
de crecimiento de los afectados por el COVID-19 y en la propia paralización de
los plazos administrativos que establece la norma.
Además ha de
tenerse en cuenta que dicho Real Decreto ha establecido el cierre de la mayoría
de establecimientos comerciales y de restauración,  generándose una
grave situación económica para todos aquellos afectados por
dichos  cierres, tanto para los autónomos como para los trabajadores
por cuenta ajena, así como las familias de este municipio, lo cual exige que
por parte de esta Administración Pública se adopten las medidas tendentes a
paliar la gravedad de la misma, facilitando entre otras cosas el esfuerzo
fiscal de los contribuyentes.
Con esta medida
el Ayuntamiento intenta contribuir a la superación de una coyuntura económica
de enorme gravedad, esperando que con ello se pueda paliar las dificultades que
transitoriamente puedan tener las familias del municipio.