· 

Fuerteventura.- Los
vecinos de La Pared y Vinamar pagan sus impuestos pero el grupo de gobierno
sigue sin hacer las obras a pesar de que cuentan con sentencia firme”,
denuncia la portavoz del PP Dunia Álvaro
·       
El
concejal Alejandro Cacharrón asegura que “ahora es el momento de poner en
marcha soluciones imaginativas que nos favorezcan a todos y muy especialmente a
los vecinos dando empleo con el embellecimiento de cada zona”
23 de mayo 2020.- Los concejales del Partido Popular en Pájara, Dunia Álvaro
y Alejandro Cacharrón, han presentado una moción al pleno de la corporación
para instar al grupo de gobierno a que se acometan las obras de
acondicionamiento de las urbanizaciones ya recepcionadas tácitamente por el
Ayuntamiento de Pájara “y que siguen abandonadas: sin aceras, sin luz y
con un asfalto lleno de socavones y baches”. denuncia la portavoz, Dunia
Álvaro.
Para los concejales,
esta crisis derivada del Covid-19 es una oportunidad en el municipio de Pájara
“para mirar a la otra pata que ha sustentado la economía municipal además
del turismo, como es la obra pública y privada. Tenemos varias urbanizaciones
recepcionadas en el municipio y el hecho de invertir en su acondicionamiento,
puede suponer la creación de puestos de trabajo para muchas familias
fundamentalmente relacionados con la construcción pero también con la
fontanería y jardinería y, lo más importante, acondicionamos el municipio y
embellecemos Fuerteventura para los residentes y el regreso de los turistas”,
asegura la portavoz.
Y es que, tanto los
vecinos de la Urbanización de La Pared como los del  Plan Parcial Sup-5 cuentan con sentencia
firme que obliga al ayuntamiento a acometer estos trabajos sin que, hasta la
fecha, se haya autorizado obras o servicios de ningún tipo mientras siguen
pagando sus impuestos. Por este motivo, “entendemos que hay que agilizar
los trámites administrativos y técnicos que permitan acometer estos trabajos en
breve, y tomar decisiones sobre las inversiones en obra pública que deberían
ser una prioridad”.
Así, las sentencias del
2017 de La Pared cuentan con proyecto aprobado en marzo del 2019 que obliga al
consistorio a dotar de servicios mínimos pero sigue sin ejecutarse, mientras
que la sentencia del mes de mayo del 2019 sobre la urbanización de Vinamar, aún
está pendiente que el Ayuntamiento de Pájara realice el proyecto, prevea las
inversiones y acometa las obras oportunas que permitan acondicionar estas
zonas. “Es el momento de apostar por el municipio selecto que queremos,
invirtiendo en la obra pública y sin conformarnos con lo que ha habido hasta
ahora”, afirma por su parte el concejal Alejandro Caharrón.
El PP entiende que la
crisis del Covid-19 no es justificación para parar la obra municipal a la que
está obligado el propio gobierno por sentencia. “Ahora es el momento de
poner en marcha soluciones imaginativas que nos favorezcan a todos y muy
especialmente a los vecinos dando empleo y embelleciendo cada zona abandonada,
como por ejemplo, La Pared donde pequeñas acciones de limpieza, asfaltado,
albañilería y pintura, benefician a todos: al que reside y paga impuestos y al
que nos visita”.