Coalición Canaria Fuerteventura
se dirigirá al Ministerio de Defensa para denunciar las nuevas construcciones
que vienen desarrollándose dentro del campo de tiro de Pájara, coincidiendo
precisamente con los meses de confinamiento por el COVID 19.
“Vecinos y hasta personal próximo
a Defensa han venido avisándonos de cómo durante las últimas semanas se han
agilizado los trabajos para levantar una construcción de varios pisos de altura
en la zona del barranco de Terife, dentro de los límites del campo de tiro”,
indicó el diputado Mario Cabrera.
Recordó que “existen además
multitud de acuerdos de las instituciones majoreras desde hace décadas
reclamando su cierre definitivo, en su momento avalado por todas las fuerzas
políticas. Aunque el reciente servilismo y complacencia de los progresistas del
urbanismo los hayan olvidado. Ahora se ponen firmes, bajan la cabeza y se
despreocupan de lo que sucede allí dentro”, recordó Mario Cabrera.
La construcción, sobre la que no
nos consta ningún tipo de comunicación o informe oficial en las instituciones
majoreras, genera un importante impacto visual y hasta ambiental, en un espacio
de alto valor natural. Las basuras y restos derivados de las obras se extienden
por un perímetro de varios cientos de metros. Demostrando que no se han tenido
en cuenta ni si quiera las exigencias de gestión de residuos que a cualquier
pequeña obra particular se le exige cumplir.
Mario Cabrera recuerda que las
irregularidades del Ministerio de Defensa a la hora de hacer obras en el
entorno de espacios naturales y urbanos de Fuerteventura han quedado
demostradas varias veces. Primero en la Montaña de la Muda, con una pista de
acceso que no tenía proyecto; y luego con la ampliación del campamento
Valenzuela, que finalmente fue rechazada en los tribunales.
Ahora, las obras de edificación
en el campo de tiro de Pájara se realizan además en una zona próxima a Terife,
donde ya desde AM-CC se venía advirtiendo desde hace unos años sobre
movimientos de tierras para la preparación de una gran superficie para
construir. De hecho, nos consta que ya existen otras edificaciones más pequeñas
que se utilizan para maniobras.
Al tiempo que el Ministerio
construía, también ha ido eliminando progresivamente antiguas chozas de
pescadores y  mariantes con cientos de
años de historia.

El campo de tiro de Pájara suma más de 4.000 hectáreas
de superficie, ordenada en varias categorías de espacios naturales: Zona de
Especial Protección para las Aves, Parque Rural, Monumento Natural y Parque
Natural. La costa cuenta también con la consideración de Lugar de Importancia
Comunitaria