Fuerteventura.- La portavoz de AM-CC en el Cabildo de FuerteventuraLola García Martínez, ha acusado al gobierno insular de obstaculizar su labor de oposión, “nos limita, un año después seguimos sin tener espacio (en las dependencias de la institución) donde poder trabajar”, explica. 



Un lugar que por ley “nos corresponde”, subraya, al igual que los teléfonos móviles que el presidente del Cabildo, Blas Acosta Cabrera, les requirió, según manifiesta García. 


La portavoz ha sido también muy crítica con el Plan de reactivación socio económica aprobado por el gobierno, con la abstención de PP y CC, del que, destacó, “no tiene financiación concreta, hay que cuantificar las partidas” y, además, no es un documento de consenso sino “un acuerdo firmado solo por el señor Blas Acosta”.


 La nacionalista justificó la abstención de su grupo en la necesidad de tender puentes “y sentarse a planificar y saber qué modificaciones presupuestarias hay que llevar a cabo”. 


En este punto subrayó la necesidad de reforzar los servicios sociales de los ayuntamientos para que puedan atender a las urgencias de las familias. 


García también anunció que los nacionalistas pedirán a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias que determine dónde se encuentran los 850.000 euros dirigidos a la habilitación de 3 salas de Rayos X en Fuerteventura, incluidos en los fondos de inversiones financieramente sostenibles que aprobó el anterio Ejecutivo. 


En esta línea, también reclamó la agilidad de las obras del CAE en La Lajita, en el marco de las actuaciones previstas en el ámbito del Covid-19, “para dar celeridad y crear trabajo”, al igual que la urgencia para las infraestructuras educativas planificadas que todavía, a día de hoy, o no se han iniciado, como el caso del CEIP El Castillo, o no se han entregado como ocurre con el colegio de Villaverde.