Fuerteventura.- El alcalde de Puerto del Rosario, Juan Jiménez González, ha acusado a la oposición de “tratar de capitalizar el dolor público que sufren muchas familias”, dificultar su labor y poner “palos a la rueda”. 



Es la razón, explica, por la que le ha resultado imposible convocar la Mesa de Trabajo aprobada por el Pleno. A pesar de la imagen de unidad que muestra toda la oposición, Jiménez confía “plenamente” en sus socios de gobierno y no contempla una posible moción de censura contra su figura “que llevan intentando sacar adelante desde que se conformó la nueva corporación”. 


Asegura que su equipo está “cohesionado y unido” y tiene objetivos, más allá de la era Covid, para mejorar la economía de Puerto del Rosario. 


En esta línea destacó la importancia de la última sentencia que da la razón a la corporación frente al recurso planteado por AMF contra el planeamiento urbanístico y que supone, insiste, “un hito importante” porque el Plan General de Ordenación Urbana es “la hoja de ruta a seguir”. 


A partir del 1 de junio cuando se reanuden los procesos administrativos interrumpidos tras el decreto del estado de alarma, se sacará a licitación el paseo que unirá la ciudad capitalina con Playa Blanca. 


Una obra que permitirá crear empleo, activar la economía y dar un impulso a todo el frente marítimo de la ciudad que se verá, previsiblemente, mejorado con una actuación en la zona de las “Escuevas”.


 Una propuesta que se valora con el fin de generar un espacio donde habilitar distintos negocios que sirvan de tractor turístico y también generen actividad económica. 


El próximo mes también se activarán las ayudas anunciadas por el Ayuntamiento dirigidas al alquiler, autónomos que hayan cesado su actividad y hayan quedado fuera de la cobertura del Estado, así como distintas ayudas de carácter social “y las que debamos de seguir impulsando” con la consiguiente reordenación de los presupuestos, apuntó