Más besos, más abrazos y más decir cosas bonitas a quienes nos rodean en este tiempo de confinamiento y recogimiento. Es la principal recomendación que nos hace el terapeuta Felipe Morales en nuestro espacio terapeútico para suplir la carencia de caricias afectivas que experimentamos estos días. También hemos abordado también la parte positiva del “búnker”. No te la pierdas.