Fuerteventura.- La vuelta a las aulas supondrá un gran cambio para los alumnos tras un largo período de confinamiento y de permanencia en las viviendas.



 Costará volver a lo que antes era rutina y los expertos no descartan la idoneidad de articular fórmulas para que los estudiantes tengan apoyo psicológico en los centros educativos.


 Una iniciativa que podría ser positiva “para quienes lo necesiten”, destaca el terapeuta Felipe Morales Perez, quien advierte que no todo el mundo abordará la situación de la misma manera y que no hay que caer en el error de “patologizarlo todo”.