Fuerteventura.- Personas sin acceso a medicación, necesidades económicas o pruebas rápidas del VIH son los motivos por los que cerca de 70 personas han precisado de los servicios de Altihay Lgtbi+ Fuerteventura en este tiempo de confinamiento en el que colectivo majorero ha hecho un esfuerzo titánico para atender a las solicitudes y paliar el sufrimiento de este colectivo que reivindica una ley estatal y autonómica para garantizar la igualdad en la sociedad. 



Una demanda que se hacía patente el pasado domingo en la celebración del Día Internacional de la LGTBi fobia en el que también se puso de manifiesto la incidencia de la pandemia en este colectivo vulnerable. Altihay de la mano del colectivo LGTBi de Praia, Cabo Verde, lanzan la campaña “Unid@s na luta” para seguir reivindicando los derechos sociales que se vulneran, también en nuestro entorno, “con insultos, vejaciones, agresión física”, como destaca el coordinador de la oficina técnica de Altihay, José Barreto, quien también ha destacado la “valentía” en esta campaña del colectivo caboverdiano que está iniciando la lucha por sus derechos “como estábamos hace treinta años”, concluye.