Estas son las medidas de control de las residencias críticas intervenidas en Madrid por la crisis del coronavirus

[ad_1]

La Comunidad de Madrid ha lanzado una serie de instrucciones que detallan en qué consiste la intervención de las 13 residencias de mayores en “estado crítico” detectadas, dentro de las medidas de control adoptadas por el Gobierno regional.

Las medidas se centran fundamentalmente en un “exhaustivo y diario control” de toda las gestiones del centro, en la toma de decisiones y en la atención adecuada a los médicos, geriatras y hospitales de referencia.

Una vez autorizada y comunicada la intervención, la dirección informará a la personas designada de forma “veraz y ajustada a la realidad” sobre la situación del centro, instalaciones, personal, recursos y protocolos para detectar lo antes posible los principales problemas de la residencia.

Con todo ello realizará un primer informe que servirá como punto de partida de la intervención.

Por su parte, el empleado público informará a los responsables del centro y el resto de la plantilla de todo lo que implica esta intervención, aclarando cualquier duda que puedan tener sobre el proceso.

Los centros intervenidos no podrán adoptar medidas que conlleven el cierre, reducción o suspensión de actividades o de contratos laborales, salvo que la Consejería lo autorice.

CONTROL EXHAUSTIVO Y DIARIO DE LA EVOLUCIÓN

Tras la primera toma de contacto, habrá un control exhaustivo de la evolución del centro. El empleado del Centro de Control informará diariamente de las necesidades del cada centro a la Consejería de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad.

El empleado, que estará físicamente en el centro, puede participar activamente en la toma de decisiones en coordinación con la dirección y puede hacer uso de los recursos materiales y humanos disponible, así como de los recursos sanitarios habituales.

Velará por el cumplimiento de las órdenes marcadas por las autoridades sanitarias, especialmente las que tienen que ver con el respeto a los protocolos de aislamiento, la entrada de personas del exterior y el uso de equipos de protección individual por parte de residentes y trabajadores.

Solo una vez solucionados los principales problemas y con el funcionamiento normal garantizado se autorizará una menor presencia del mismo en el centro.

GARANTIZAR CONTACTO DIARIO ENTRE RESIDENTES Y FAMILIARES

También asegurarse de que el centro facilita un contacto diario entre los residentes y sus familiares, disponiendo de todos los recursos del centro y, en caso de que no sean suficientes, comunicarlo a la Consejería lo antes posible.

Asimismo, garantizará que se produce una comunicación lo más fluida posible de la dirección con los familiares de los residentes, informándoles puntualmente de la evolución tanto de la situación general en el centro como de la salud de sus familiares.

Otra de sus funciones será asegurar una correcta coordinación con los servicios sociosanitarios.

[ad_2]

Leave A Reply

Your email address will not be published.