España | Madrid abrirá sus puertas a bares y a las plazas de toros, pero discotecas seguirán cerradas hasta julio

El gobierno de Madrid aprobó este último viernes una serie de restricciones de aforo como plan de la desescalada que vive España tras los cierres de negocios por la pandemia de coronavirus. Así, desde este 21 de junio hasta el 5 de julio, todos los negocios tendrán el aforo limitado en un 60%.

Pero este se ampliará un poco más -en un 80%- para terrazas de bares y restaurantes que ahora volverán a usar la barra. A partir del 6 de julio, el porcentaje llegará al 75% con el 100% del uso de la capacidad de las terrazas. El uso de mascarilla seguirá siendo obligatorio cuando no se pueda mantener el metro y medio de distancia social.

La situación del virus en la Comunidad está en control, hablando siempre desde la prudencia y la vigilancia. Ahora nuestra gran preocupación es el aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas, por los casos importados”, indicó Isabel Díaz Ayuso, gobernadora de Madrid durante conferencia de prensa.

El temor a un futuro rebrote de la COVID-19 ha marcado tanto la comparecencia como el diseño del plan regional de desescalada. El Gobierno nacional articuló un plan de tres fases para pasar del confinamiento estricto de la población a la llamada nueva normalidad. Madrid, el epicentro de la pandemia en España, ha llegado hasta el fin del estado de alarma.

Los aforos decretados para las dos fases serán de aplicación para las plazas de toros, alojamientos turísticos; locales comerciales; centros y parques comerciales, con independencia de su superficie; en las bibliotecas, monumentos y museos; en cines, teatros y auditorios; en instalaciones deportivas cubiertas; en establecimientos de apuestas y juego; en academias, autoescuelas y formación no reglada; en ferias, congresos y eventos; en parques de atracciones, zoológicos y acuarios; y en plazas de toros.

Sin embargo, la flexibilización del aforo no ha llegado a todos los sectores. Por ejemplo, las discotecas seguirán cerradas al menos hasta el 5 de julio. Asimismo lo harán los centros de servicios sociales, excepto las residencias. En estos centros residenciales, donde han muerto al menos 6 000 personas por causas vinculadas al coronavirus durante la epidemia, se flexibilizará el régimen de visitas.

También se volverán a abrir los parques para niños y se permitirán campamentos al aire libre, con 300 asistentes al aire libre y 75 en espacios cerrados.

Leave A Reply

Your email address will not be published.