El diputado del Partido
Popular por Fuerteventura, Fernando Enseñat, ha vuelto a pedir al Gobierno de
Canarias que exija en Madrid con contundencia que compensen la caída de
recaudación del IGIC en las Islas. Enseñat entiende que los cerca de 700
millones de euros que se prevé que puedan llegar a Canarias en virtud de los
nuevos criterios del reparto del Fondo
Covid-19 publicado el pasado 17 de junio en el BOE “son claramente
insuficientes para hacer frente a una caída en los ingresos que alcanzan los 1.547
millones de euros”, defendió.
El diputado popular cree que el presidente
del Gobierno de Canarias es “conformista” con este reparto ya que el
vicepresidente del ejecutivo reclamaba “como mínimo 750 millones de euros
que ahora no van a llegar”.
Además, el Gobierno de Pedro Sánchez “nos
sigue dejando prácticamente fuera del reparto del fondo para la caída de
recaudación, ignorando este gobierno socialista de forma deliberada que el 70%
de la caída de recaudación en Canarias viene del REF”, reclamó Enseñat que
además recordó al vicepresidente que este llegó a pedir un fondo específico
para Canarias porque la caída de ingresos es de 1.547 millones. “Y no vale
hacer trampas al solitario, porque el resto del fondo no es para compensar esa
caída, sino para cubrir el exceso de gasto tenido durante la pandemia”.
Enseñat recordó además que la autorización
por parte del Gobierno de España para el uso del superávit a la Comunidad
Autónoma de Canarias es “un premio de consolación y un engaño. Todas las
comunidades tendrán dinero extra y nosotros pagaremos nuestras facturas con
nuestro dinero, ignorando además la grave situación en la que dejan a los
ayuntamientos y a los cabildos”.
Enseñat cree que con este gobierno de
Canarias “blandito con Madrid, juega a hundir la flota con nuestro futuro porque
de todo lo prometido y anunciado, nada se ha cumplido: El Plan Turístico para
Canarias, agua. Los Ertes flexibles hasta diciembre, los 1.200 millones de
convenios y transferencias del 2019 y 2020, las transferencias del presupuesto
2020 y cierre del 2018, el uso del superávit para ayuntamientos y cabildos, los
500 millones de carreteras y el endeudamiento, todo ha dado en agua mientras
los únicos tocados y hundidos somos los canarios”.