La
diputada por Fuerteventura  del Grupo Nacionalista Canario, Nereida Calero, ha denunciado esta
tarde en el pleno del Parlamento que en Canarias se está llegando tarde a la reactivación
del sector turístico y “nuestra sensación es que están paralizados y sin rumbo,
además de los hándicap que suponen haber nombrado a una Viceconsejera nueva y
sin experiencia, y no contar con un gerente en Promotur”.
Para
Calero, la recuperación va a depender de la pronta reacción de los gobiernos y
del acertado apoyo al sector: “Estamos perdiendo un tiempo muy valioso por
seguir esperando y no concretar ya una respuesta para el turismo”.
A
fecha de hoy “no sabemos nada de lo que le hemos planteado en otras ocasiones,
como la manera de afrontar las campañas publicitarias, si finalmente se  desvincula de la marca España, muy dañada,
dado que la incidencia de la pandemia ha sido distinta en Canarias que en el
resto del Estado”.
Una
campaña que debe estar definida desde la condición de Región Ultraperiférica
del Archipiélago, “muy lejos de la Península, y que esa idea se transmitiera a
los representantes políticos de nuestros principales mercados emisores y a los turoperadores
más importantes”.
En
cualquier caso, Nereida Calero ha propuesto realizar encuestas de motivación,
porque seguramente las preferencias de los turistas a la hora de elegir destino
habrán cambiado, “y estoy segura que arrojarían datos útiles que nos permitirían
orientar las medidas que debemos implantar para atraerlos y su previsión de
gasto en el destino”.
Desde
el Grupo Nacionalista Canario, “teníamos claro que debemos vendernos como
destino seguro, pero para eso hay que serlo” El Gobierno de Canarias tiene que
tener un plan de medidas propio pero, a fecha de hoy, “no hay directrices desde
su Consejería y el sector está desorientando y actuando como puede”, le ha
dicho a la consejera.
Por
último, y no menos importante, “lo que nos preocupa principalmente es la
seguridad sanitaria, que primero hay que garantizar y después vender; no
podemos arriesgarnos a que lleguen turistas sin controles fiables y vuelvan a
su país diciendo que se han contagiado en Canarias”.
Se
anuncia que el 1 de julio se abren las fronteras “y no creo que estemos
preparados porque tras definir los protocolos necesitamos tiempo para
implantarlos”. Desde la consejería de Turismo “sí se nos vendió un vuelo
monitorizado, pero al final comunidades como Baleares han logrado cerrar con
turoperadores como Tui ser el primer destino de España a donde vuelvan a operar.
Estamos llegando tarde a todo o no llegando”, lamentó Calero.