El Tribunal de Cuentas detecta “desviaciones significativas” en Mercasa

[ad_1]

El Tribunal de Cuentas ha detectado “desviaciones significativas” en las actuaciones realizadas durante 2017 y 2018 por la empresa pública Mercasa ante la “falta de planificación realista y de eficacia en su ejecución”.

El pasado mes de noviembre el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata propuso juzgar a 20 personas y ocho sociedades de Mercasa tras detectar que la cúpula directiva de esta empresa actuaba con “absoluto desprecio” a la ley.

En su informe, el Tribunal de Cuentas detecta desviaciones fundamentalmente, en ampliaciones de capital previstas en sociedades participadas (Mercatenerife, Mercasevilla, Mercasturias y Mercazaragoza), en inversiones de centros comerciales (Getafe-3) y en ingresos generados por la prestación de la asistencia internacional.

Así lo manifiesta en su ‘Informe de fiscalización de de la actividad económico-financiera de Mercasa, ejercicios 2017 y 2018’, recogido por Europa Press, en el que recomienda a esta entidad limitar el impacto en su actividad de los eventuales cambios que puedan producirse en su equipo directivo. Y es que, tal y como destaca, la planificación de esta entidad durante esos años “se vio influida negativamente” por los cambios en el equipo directivo, pues entre 2017 y 2018 Mercasa no contaba con un plan estratégico debidamente aprobado y, por tanto, de la forma para llevar a cabo una planificación dirigida a facilitar la toma de decisiones y su posterior evaluación.

Si bien aclara que en 2019 se aprobó un plan con objetivos, planes de acción estratégico y fichas de seguimiento de indicadores de ejecución, el órgano fiscalizador señala que los años anteriores el documento remitido a SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales), a la que pertenece, no contaba con indicadores ni elementos suficientes para planificar y realizar un seguimiento de la gestión.

Respecto a la actividad de prestación de asistencia técnica, el cambio de equipo en 2017 supuso el abandono de proyectos constructivos internacionales, provocando una desviación negativa respecto a los ingresos presupuestados de 1,4 millones en 2017 y de 453.000 euros en 2018.

Entre otras recomendaciones, el Tribunal de Cuentas también plantea continuar con la adopción de medidas necesarias para poner en marcha un sistema de prevención de riesgos penales eficaz y para el fomento y sistematización de la integridad.

Investigación de la Audiencia Nacional

Durante el período fiscalizado, la Audiencia Nacional abrió diligencias contra el que fuera su presidente hasta abril de 2017 y algunos directivos y exdirectivos que resultaron imputados por supuestos delitos relacionados con un proyecto constructivo internacional, imputando a Mercasa como persona jurídica, al tiempo que se le atribuía la condición de perjudicada.

La investigación contra algunos de sus directivos y exdirectivos se debe a supuestos delitos relacionados con un contrato de diseño y construcción de un mercado de abastos suscrito por el Consorcio de Incatema (CMIC), participada por Mercasa, con la República de Angola.

En esos ejercicios, el resultado de la actividad internacional de Mercasa fue deficitario por un importe de 318.000 euros en 2017 y de 1,4 millones de euros en 2018. El Tribunal aprecia retrasos en la ejecución de contratos “derivados fundamentalmente de las características de los contratos en el exterior, sobre todo en países con un bajo grado de desarrollo”.

Por otro lado, el Tribunal de Cuentas apuesta por adoptar medidas necesarias en los centros comerciales que gestiona para mejorar y mantener los niveles de ocupación de sus locales, con el fin de incrementar la rentabilidad obtenida. Desde finales de 2015 a finales de 2018, el porcentaje de ocupación del conjunto de los centros comerciales –nueve centros comerciales, tres de ellos en régimen de propiedad– ha pasado de un 74,8% a un 80,7%.

Respecto a su participación en la red de Mercas, en 2017 recibió 4,6 millones y 5,3 millones de euros en 2018 por los dividendos correspondientes a los ejercicios inmediatamente anteriores. En ambos, el Tribunal detecta “una elevada concentración de los dividendos en ocho de los 23 Mercas, representando más del 90% de lo ingresado por Mercasa por este concepto.

No existiendo una actuación uniforme al respecto, el Tribunal considera “significativo” que las Mercas participadas mayoritariamente por Mercasa distribuyeron de media el 87% y el 85% de los beneficios esos años, mientras que aquellas en las que la participación de esta empresa público fue minoritaria estos porcentajes se limitaron al 36% y el 55%.

[ad_2]

Leave A Reply

Your email address will not be published.