El ámbito turstico se vuelca en ofrecer seguridad frente a las cancelaciones por el Fuenlabrada

Convertir la crisis en una ocasión. Es lo que le queda al ámbito turístico de la ciudad, que tuvo el día de ayer una asamblea de urgencia tras la inseguridad provocada por los positivos del Fuenlabrada. A pocos minutos de iniciar el partido con el Deportivo este lunes, brincaba a la palestra la existencia de contagios de Covid-19 entre la plantilla, que está desde ese momento recluida en el Hotel Fisterra. La nueva provocó un repunte de cancelaciones que el ámbito considera ya estables, si bien advierte de que las reservas para agosto se han “ralentizado” y dan la época por “perdida” caso de que haya un rebrote.

El presidente de la Asociación Empresarial de Alojamiento de A Coruña (Hospeco), Richard Huerta, llama con todo a la calma y a que los visitantes vean lo ocurrido “como una prueba de que estamos listos para una situación difícil” por el hecho de que “hay contestación”. En declaraciones a una radio local, el responsable señaló el día de ayer que la veloz reacción de las administraciones “es un punto que debe fortalecer el destino”, del que no ha querido cuantificar daños. El cómputo de los perjuicios tuvo lugar la pasada mañana en un encuentro entre Hospeco, el edil de Turismo, Juan Ignacio Borrego, y la gerente del Consorcio, Lanzada Calatayud, al que se unió después la regidora Inés Rey. Conforme apunta Calatayud, en la cita se trazó una estrategia conjunta de comunicación y se valoraron las repercusiones económicas del accidente, para confluir en la idea sobre la que el día de hoy se trabaja en el sector: “Si A Coruña ya antes era un destino seguro, ahora lo es más”.

La gerente del Consorcio espera que lo ocurrido “se transforme en una ocasión” para robustecer la confianza de los viajantes en la ciudad. Reconoce que “el temor es libre”, mas espera que “el impacto sea menor de lo que pareció el primero de los días, cuando hubo cancelaciones tanto de clientes del servicio de hoteles como de pequeñas asambleas profesionales” que estaban acordadas. El concejal de Turismo resaltó por su parte que “el Concello lleva meses trabajando a fin de que se cumplan los protocolos de actuación” , y que eso “produjo confianza entre la población y los viajantes”. El presidente de la Asociación Provincial de Hostelería, no obstante, apunta a una “ralentización de las reservas de cara a los próximos días”, si bien agrega que estas “se dan” por norma general “a última hora por el hecho de que la situación es alterable”.

Desde Hospeco se confirma la tendencia, mas se señala que los “visitantes que tenían pensando viajar en las próximas semanas prosiguen firmes en su resolución” . “Hubo un pico esa noche [por el lunes] generado por el pavor. Pasado el susto, seguramente se vuelva a reservar”, asevera. Para animar al turista, el Consorcio proseguirá la campaña prevista para este año -Fase A Coruña- cuya primera parte se centra en “el turismo de cercanía de Galicia, de comunidades próximas y del norte de Portugal”. La entidad no ha introducido cambios en su estrategia de enseñar la ciudad como un sitio sosegado y con garantías higiénicas, y emprenderá en el mes de septiembre la segunda fase del programa.

El ámbito se orientará desde ese mes al turismo “nacional y de escapada de fin de semana”, y promocionará como atrayente el Festival Mar de Mares. Para octubre, el organismo ha trazado un plan con el Consorcio As Mariñas y el área metropolitana, Xornadas da biosfera, en el que los establecimientos van a ofrecer platos dirigidos a “poner en valor la huerta coruñesa”. Exactamente este género de locales, las cafeterías y de forma especial los restoranes, han sido otros de los afectados por el revuelo del Fuenlabrada. El presidente de la Asociación Provincial de Hostelería apunta que los contagios han perjudicado a todo el tejido turístico, y que la situación se ha visto agravada por que el punto focal de la epidemia se ubicara en el Hotel Fisterra.

“Es el único de 5 estrellas que tenemos. En él se alojan viajantes de alto nivel que comen en restoranes, con lo que muchos viven de su clientela”, asevera Cañete, que lamenta que “no se sabrá jamás cuánta gente ha dejado de venir”. Asegura que “tampoco ha sido un número de cancelaciones brutal”, mas que “el inconveniente es que llovizna sobre mojado”. “Los hoteles ya estaban mal, y la poca gente que hay anula. No están al 80%, sino más bien ciertos aún con ERTE, y eso sumado a la desaparición del Deportivo”, afirma.

Tanto como Huerta atribuyen a la popularidad del futbol el efecto mediático que los contagios han tenido en la urbe. “Esto se pasa cuando se calme la situación. Unos brotes tapan a otros y lo mejor es continuar trabajando con normalidad”, puntualiza Cañete. Los dos responsables rechazan dar cifras sobre los efectos, si bien desde Hospeco aseveran que algún hotel padeció por lo menos 15 cancelaciones. El ámbito solicita “una investigación oficial, que se prosigan haciendo PCR y un rastreo”, para resolver el alcance del brote.

“El temor siempre y en todo momento existe”

Todos los agentes del tejido turístico censuran la “irresponsabilidad” de La Liga y el Fuenlabrada por los 6 positivos que llegaron en la urbe. “Hablamos de unos futbolistas que tienen la fortuna de que les hagan una PCR, les dan un positivo y se lo brincan a la torera. Todos y cada uno de los protocolos están realmente bien establecidos, tienen una planta habilitada para ellos en el hotel, mas aparentemente, si hay un usuario que verdaderamente habría de estar controlado, es un futbolista”, criticó Huerta en una transmisora local. El encargado de Hospeco reconoció que “el temor siempre y en todo momento existe por el hecho de que hemos pasado una etapa, mas aún queda una segunda”, y aseguró que el ámbito se halla “a la expectativa”. “Hay que aguardar un informe de la Xunta para confirmar los casos reales de la urbe, si hubo alguno más o bien no. Mas creo que la urbe ha probado estar plenamente dispuesta para reaccionar frente a una crisis como esta”.

Leave A Reply

Your email address will not be published.