El protocolo propuesto para abrir las piscinas de las comunidades de vecinos

[ad_1]

Con la llegada del calor y con el inminente estreno de verano, los ciudadanos están pendientes de si las piscinas en comunidades de propietarios podrán abrir con seguridad para evitar contagios de coronavirus. Reducir el aforo, entrar con cita previa y la desinfección continua son algunas de las medidas que se están estudiando para poder abrir estos recintos.

La Asociación Madrileña de Empresarios de Mantenimiento de Piscinas ha remitido a la Comunidad de Madrid un nuevo protocolo para la reapertura de piscinas. Según ha recogido en un comunicado, el objetivo es “clarificar y concretar” determinados aspectos relativos a las medidas a adoptar tras el coronavirus en relación a la adecuación de las piscinas de las comunidades de propietarios antes de su apertura, su mantenimiento una vez adecuada la instalación y las medidas a adoptar tras la apertura, de cara a la temporada 2020.

Muchas piscinas de comunidades de vecinos ven peligrar su verano por no cumplir los requisitos de apertura

Aseguran que las recomendaciones del Ministerio de Sanidad publicadas el pasado 14 de mayo de 2020 así como la Orden SND/414/2020 publicada en el BOE hacen que “muchas de estas instalaciones se planteen no abrir esta temporada 2020 por motivos económicos, técnicos o de personal”.

Para la Asociación hay puntos importantes que “no quedan concretados ni asignados” entre los que destaca la gestión de la cita previa, un mayor control del aforo, la limpieza y desinfección de todo el mobiliario después de cada uso o la exigencia de un mayor control exhaustivo de la calidad del agua, basado en un aumento de controles de los parámetros químicos del agua.

Socorristas

Por otra parte, desde la AMEP ponen de manifiesto “la imposibilidad de disponer del personal profesional necesario para cubrir todos estos servicios, y en el que juega un papel fundamental la figura de los socorristas”. Aseguran que a día de hoy la capital no cuenta con los socorristas necesarios.

Según las cifras estimadas por la Asociación, al menos 3.500 socorristas no podrán prestar servicio la próxima temporada estival, no solo atendiendo a la suspensión de cursos para nuevos socorristas o de reciclajes de títulos vencidos, sino respecto a la emisión de licencias de personal extranjero, otros acreditados con ciudadanía europea más aquellos que no pueden viajar desde su país por el cierre de fronteras debido al coronavirus.

Es por ello que, en estos momentos, el sector de las piscinas ha instado a la Comunidad de Madrid a que informe cuanto antes y establezca unas normas fundamentales básicas, teniendo en cuenta las características este tipo de instalaciones para que pueda ser factible su apertura cumpliendo con todas las garantías de salubridad y protección para los usuarios y vecinos.

[ad_2]

Leave A Reply

Your email address will not be published.