El plan de renovacin del Barrio de las Flores impulsar las obras en viviendas y accesos

La rehabilitación integral del Barrio de las Flores vuelve a la agenda del Concello. El proyecto no ha dejado de estar entre los planes municipales desde hace años, pero su puesta en marcha no ha acabado de arrancar. Hace justo un año, a pocos días de las elecciones locales, el Ejecutivo de Marea Atlántica ultimaba su licitación, proceso que no progresó y que acaba de activar ahora el Gobierno socialista. El primer paso consistirá en la contratación de una asistencia técnica, licitada por casi 150.000 euros, que permita redactar el Plan Director de Rehabilitación Integrada del barrio, cuyos objetivos principales serán las mejoras en gran parte de las viviendas y en la accesibilidad, sin olvidar la dotación de equipamientos asistenciales y el fomento de una movilidad más sostenible.

No son nuevas estas necesidades, si cabe más urgentes a medida que pasa el tiempo y el Barrio de las Flores, con casi 2.000 viviendas y una población que supera los 4.000 vecinos, no se somete a los debidos procesos de renovación. El PSOE retoma ahora un proyecto para el que Marea había perfilado las condiciones en que se podría desarrollar ese plan de rehabilitación y sus líneas principales de intervención, que no tienen plazos, y para el que propone “la participación de la comunidad” como “centro del diseño de las estrategias de actuación institucional”.

El pliego de prescripciones técnicas de la licitación de la asistencia en la que se basará la redacción del plan del Barrio de las Flores señala que la accesibilidad y la habitabilidad de las viviendas constituyen las deficiencias más significativas de la zona, comprendida en el perímetro que forman la avenida de Monelos y la ronda Camilo José Cela. La pendiente este-oeste que caracteriza el ámbito obligó desde siempre a crear itinerarios peatonales no siempre cómodos para quienes tienen dificultades de movilidad, que deben sortear espacios públicos, escaleras u otras soluciones urbanísticas. A parte de las viviendas, algunas sin ascensores, tampoco es cómodo acceder y varias construcciones, aunque se han sometido a distintas mejoras en los últimos años, presentan limitaciones relacionadas con las envolventes y la eficiencia energética.

De acuerdo con el diagnóstico del barrio que recogen los pliegos del contrato, el futuro plan director tendría por “retos” no solo la rehabilitación de la edificación bajo criterios de mejora de la habitabilidad, eficiencia energética y accesibilidad, también son relevantes la revitalización económica y comercial con la promoción de nuevas actividades productivas; la recalificación de espacios públicos para el fomento de actividades comunitarias locales; y la implantación de equipamientos cívicos, sociales y educativos para distintos segmentos de edad, “en particular los niños y ancianos”.

El alcance del plan del Barrio de las Flores no quiere descuidar aspectos como la movilidad sostenible para tratar de reducir el alto nivel de contaminación acústica en el entorno de la zona; como tampoco el fomento del patrimonio mediante la integración de los valores arquitectónicos y culturales del Camino Inglés a su paso por la avenida de Monelos.

Para unos y otros objetivos el plan director propondría oportunidades como la recuperación ambiental del espacio ocupado por el oleoducto, nuevos usos para equipamientos públicos existentes en el barrio, habilitación de soportales para actividades comunitarias y la ocupación de locales vacíos para implantar nuevas actividades económicas y de empleo.

Y dado que el Barrio de las Flores, originado en las décadas de los sesenta y setenta, es un enclave en el que se han consolidado los vecinos que llevan mucho tiempo viviendo allí y no se ha asentado población migrante, el plan fomentaría la apertura a residentes jóvenes. Para ello es necesario, por tanto, el desarrollo de “nuevas actividades productivas”, la rehabilitación de viviendas y de espacios públicos, el impulso de la movilidad sostenible y la mejora de la conectividad peatonal con barrios próximos.

Esta reactivación del plan de rehabilitación del Barrio de las Flores supone poner los cimientos de futuras actuaciones que de momento no tienen horizonte temporal preciso. La empresa que desarrolle la asistencia que acaba de licitar el Ayuntamiento -el 1 de junio concluye el plazo de presentación de ofertas- deberá trazar un análisis y diagnosis del ámbito de actuación a través de la participación de vecinos y agentes sociales. Esta, mediante encuestas, talleres de trabajo y cuestionarios públicos, será la base del proyecto estratégico, del propio plan de acción en la zona y de su seguimiento y posterior monitorización.

La renovación del Barrio de las Flores vuelve al plano teórico a punto de iniciar su andadura práctica. Los gobiernos locales anteriores estudiaron la posibilidad de incluir la zona entre las áreas de rehabilitación integral con financiación estatal y autonómica, pero no fue incorporada en ninguna fase. Ahora toma impulso para alinearse en las estrategias de desarrollo urbano sostenible para las que el Concello podrá solicitar fondos a Europa.

Leave A Reply

Your email address will not be published.