“El libro perder la facturacin de un trimestre en 2020, siendo optimistas”

Ramón Domínguez es uno de los propietarios, desde hace más de un cuarto de siglo, de la librería Formatos, situada en Fernández Latorre. También es presidente en funciones de la asociación de comerciantes de Cuatro Caminos y preside la asociación de libreros. Estima que la actual crisis del coronavirus tendrá un impacto devastador para su sector. En la proyección “más optimista”, afirma, “nos estamos moviendo en la pérdida de un trimestre de facturación” a lo largo de este año.

La crisis, además, toca fechas especialmente importantes para el sector del libro gallego. El Día del Libro, ayer, cayó dentro de las fechas de confinamiento. “Es verdad que aquí no tiene el impacto que tiene en Cataluña en cuanto a ventas, pues hay una tradición muchísimo más fuerte de comprar libros, pero es un día que representa mucho” en cuanto a ventas y la “carga simbólica del libro como herramienta imprescindible en la divulgación de la cultura”.

También, previsiblemente, afectará a las ventas que se producirían en el Día das Letras Galegas, que se conmemora el 17 de mayo y que probablemente este año se celebrará con los establecimientos cerrados. En resumen, las librerías “estamos transitando una situación realmente difícil”, resume.

Desde el punto de vista de Domínguez, el sector del libro precisará de medidas tanto a corto como a medio plazo para poder superar la crisis. En un primer momento, señala, resulta prioritario darle cobertura directamente a las empresas para que tengan acceso a crédito en unas condiciones “favorables”, que, si no son coste cero, debe ser “muy bajo”. Estas serían las “decisiones importantes” que el Gobierno debe tomar en un primer momento para ayudar a los negocios y autónomos afectados por el Covid, independientemente de su sector.

Pero Domínguez considera que posteriormente las librerías, y los negocios relacionados con la cultura en general, deberán contar con algunas ayudas específicas para paliar una crisis cuyos efectos “no vamos a ver solo inmediatamente”. Así, cree necesario exigir “medidas específicas para nuestro sector”. Como recuerda Domínguez, “toda la gente que se dedica a la cultura desde el mundo del cine, la música, la ilustración, el arte, la fotografía o el diseño” han visto detenidas sus actividades debido a la actual pandemia.

Como reflexión a la importancia de las librerías en nuestras vidas, Domínguez cita un verso del poeta catalán Joan Margarit: “La libertad es una librería”. “No olvidemos las librerías, luchemos por tener estos espacios”, señala el librero, que añade que son necesarias “para el desarrollo de la sociedad en todos sus ámbitos”. Las librerías, al igual que la mayoría de pequeños negocios, permanecen cerradas desde el inicio de estado de alarma, si bien el Partido Popular ha presentado una proposición no de ley para que los libros se consideren bien de primera necesidad y puedan trabajar. Se emplearía un sistema de encargo y recogida, con el objetivo de disminuir los riesgos de contagio en el establecimiento.

La comunidad gallega era, a datos de 2017, la que tenía mayor número de estos establecimientos en relación a su población de todas las españolas.

Leave A Reply

Your email address will not be published.