El informe en el que se recomendaba que Madrid no pasara a Fase 1 advertía de la falta de camas de UCI y de material de protección

[ad_1]

Yolanda Fuentes, directora general de Salud Pública que dimitió este jueves, remitió un informe a la Comunidad de Madrid, al que ha tenido acceso Telemadrid, en el que se aseguraba que “en estos momentos evaluando los datos disponibles, no es recomendable cambiar de fase“.

A lo largo de las 28 páginas del informe, fechado el pasado 5 de mayo, Fuentes desgrana numerosos motivos para que no se solicitara al Ministerio de Sanidad el cambio de fase. Y es que, tal y como señala la ex directora general de Salud Pública la Comunidad no cuenta ni con el número de camas de UCI necesarias en caso de producirse un rebrote del virus ni el material suficiente de protección para los sanitarios. Además, pide que se hagan más pruebas PCR a los casos sospechosos y pone de manifiesto la necesidad de llegar primero a un número de casos que pueda ser asumido por el sistema epidemiológico de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, antes de “proceder al inicio del desescalamiento”.

“En las próximas semanas es cuando previsiblemente se pueda tener el control epidemiológico y pasar a la fase de desescalada”

También se muestran a lo largo del informe como limitaciones para poder iniciar el desconfinamiento: La falta de personal para la vigilancia epidemiológica y de refuerzos en atención primaria para el seguimiento de pacientes en aislamiento domiciliario.

La desescalada, en las próximas semanas

En el informe se recoge que “existe una circulación moderada” de la covid-19 en nuestra Comunidad y que los casos secundarios se están generando en el medio familiar, en personal sanitario o socio sanitario y en residencias y que será “en las próximas semanas” cuando previsiblemente se pueda tener “el control epidemiológico y pasar a la fase de desescalada“.

[ad_2]

Leave A Reply

Your email address will not be published.