El Gobierno acuerda con Marea la nueva norma para que las guarderas sean gratis

El Gobierno local ha acordado tras semanas de negociación con Marea Atlántica el nuevo reglamento de las escuelas infantiles municipales. El documento, dirigido a garantizar su gratuidad durante el próximo curso 2020-2021, se aprobará hoy en la Junta de Gobierno Local, y se tramitará posteriormente en comisión y Pleno. Para su efectividad, se deberá además dar luz verde a las bases de la convocatoria. El proceso va con retraso respecto al año pasado, en el que las familias ya podían realizar sus solicitudes a estas alturas.

Tanto el PSOE como Marea anunciaron la medida ayer de forma simultánea, a través de una nota conjunta que trasladaron a los medios. En ella cifraron en cerca de 830 niños a los beneficiados por la reforma, que podrán disfrutar sin costes de su educación de los 0 a los 3 años. Los estudiantes afectados pertenecen a los nueve centros que integran la red infantil municipal, formada por Agra do Orzán, Arela, A Caracola, Carmen Cervigón, Carricanta y Os Cativos, así como Luis Seoane, Monte Alto y Os Rosales. Para la gratuidad de sus estudios, el Concello reserva una partida de 479.000 euros del presupuesto de este año, e incluye un financiamiento total de las plazas con fondos municipales para “los usuarios empadronados en el concello de A Coruña”, así como para las ocupadas por alumnos con necesidades específicas de apoyo educativo.

Las familias no residentes en el ayuntamiento y que renovasen plaza en una escuela infantil “deberán abonar el 100% del coste de la plaza escolar”, cuyo precio fijará el Concello, y que “dará derecho a seis horas diarias de atención educativa”. Los servicios de comedor y merienda se cobrarán de forma íntegra a todos los usuarios, con el mismo precio para toda la red.

En el acceso a las escuelas, primarán los criterios de renta y conciliación familiar y laboral. Gozarán de admisión preferente “los hijos del personal que presta servicios en la escuela”, así como aquellos que cuenten “con un hermano escolarizado” o que se hallen en una situación de “urgencia social”. Para los nuevos ingresos de carácter ordinario, el Ejecutivo valorará la situación “socioeconómica, sociofamiliar y sociolaboral” de los candidatos. Para el grupo de edad de 0 a 1 años se dispondrá en cada centro de 8 plazas, de 13 para los alumnos de 1 a 2, y de 20 para los que se encuentren entre los 2 y los 3; y habrá además 10 plazas para la agrupación con edades hasta los 2 años y 15 para la que llega hasta los 3.

Cada escuela podrá ofertar más de una clase por edad, y podrá solicitar la modificación de sus grupos en función de la demanda. La alcaldesa, Inés Rey, definió su gratuidad como “un compromiso de este gobierno”, y alabó el “entendimiento entre los representantes públicos” que se ha dado para lograrlo. La portavoz de Marea , María García, afirmó por su parte que la medida supone un reconocimiento de la enseñanza infantil “como parte integral de la educación pública”, y que el nuevo reglamento supondrá “un acceso más progresivo para las familias con menos recursos”. “Ya no hablaremos más de guarderías, sino de centros de aprendizaje”, añadió la edil en el comunicado.

El documento incluye además la creación de un Consello de Participación, a través del que las familias puedan implicarse más en los centros. También contempla otras cuestiones, como la sostenibilidad ambiental y la igualdad.

Leave A Reply

Your email address will not be published.