El Concello pretende ubicar en el muelle de la Batera la parada de los buses interurbanos

El traslado a la calle Manuel Casás, entre Correos y el teatro Colón, de la parada de los autobuses metropolitanos situada ahora en Entrejardines que figura en el proyecto municipal para la reforma de los Cantones será solo una solución provisional para la ubicación de esta infraestructura de transporte. El Gobierno local pretende que el espacio del muelle de la Batería comprendido entre el centro comercial Los Cantones Village y el edificio de Portos de Galicia albergue en el futuro el punto terminal de los buses interurbanos, que además llegarían hasta allí por la entrada al puerto de la plaza de Ourense, aunque para ello habrá que esperar a que esos terrenos pierdan su actual uso y a que la Autoridad Portuaria dé su aprobación a la iniciativa.

“La alternativa que damos en la plaza de la Aduana es buena pero no queremos que sea la definitiva”, señala el concejal de Urbanismo y Movilidad, Juan Díaz Villoslada, sobre el traslado a Manuel Casás de la parada de Entrejardines y en referencia al nuevo espacio que se abrirá entre Correos, el teatro Colón y la Subdelegación del Gobierno.

Según el edil, los estudios realizados revelan que el espacio del muelle de la Batería que se propone como nueva terminal metropolitana, ahora utilizado como aparcamiento de superficie, “puede ser un eje importante” cuyo acceso por la plaza de Ourense evitaría además el paso la de buses metropolitanos tanto por ese lugar como por los Cantones y los descongestionaría del tráfico que soportan, en especial el primero.

Lugar más idóneo

“Creemos que es el lugar más idóneo y que puede dar servicio además a los pasajeros de los trasatlánticos”, manifiesta Villoslada, quien advierte no obstante de que este proyecto debe ser consensuado con la Autoridad Portuaria, ya que los terrenos del muelle de Calvo Sotelo, por el que se accedería al recinto del puerto, como los del de la Batería, donde se situaría la nueva parada, continúan sin desafectar a pesar de que se trata de los primeros espacios que quedarán libres según los planes del organismo,

Las líneas de autobuses metropolitanas volvieron a entrar en el centro de la ciudad en noviembre de 2017 por iniciativa de la Xunta, que defendía su llegada hasta el casco urbano para potenciar su uso por los residentes en los municipios del entorno, que hasta entonces se veían obligados a apearse en la estación de autobuses. El Gobierno local de Marea Atlántica reclamó la adopción de medidas para evitar que el acceso de los buses perjudicara al intenso tráfico que ya padecía esa zona de la ciudad. Durante esa fase de implantación, el grupo municipal socialista se posicionó en contra de la medida, al entender que no beneficiaba a los vecinos de A Coruña.

La autorización para acceder al centro fue sin embargo bien recibida en los municipios del área metropolitana, ya que los usuarios del transporte público evitan tener que tomar un autobús urbano para llegar a esa zona de la ciudad. La Compañía de Tranvías señaló por su parte que la mayoría de los viajeros de la comarca no se dirigen hacia el centro, sino hacia otras partes de A Coruña, por lo que la medida no favorecería un mayor uso de este medio de transporte.

La ubicación del punto de destino de estos autobuses en el muelle de la Batería fue propuesta por el arquitecto Ignacio Ferreiro en el año 2015 ante la existencia de 24.000 metros cuadrados libres, espacio que consideró “sobradamente suficiente” para instalar una terminal de transporte, ya que los edificios portuarios existentes en la zona deben ser demolidos, según las previsiones del Plan General de Ordenación Municipal.

Ferreiro se inspiró en las estaciones de autobuses subterráneas construidas en los puertos de Málaga y Las Palmas. En el caso de A Coruña, destacó que el muelle de la Batería está separado físicamente del resto del puerto y que dispone de un vial interior que permitiría la entrada de los buses por la plaza de Ourense, mientras que los peatones podrían hacerlo por avenida do Porto a la altura de la calle Entrejardines.

El concurso de ideas sobre el futuro de los muelles convocado por el anterior Gobierno local proporcionó una iniciativa parecida, ya que la propuesta denominada Porto Metropolitano planteó la creación en Calvo Sotelo, a solo unos metros de la Batería, de una terminal de transporte metropolitana para tren-tranvía, autobuses, taxis y bicicletas. El intercambiador dispondría además de un punto de embarque para ferris que enlazarían el puerto coruñés con los de las principales localidades situadas en la ría.

Leave A Reply

Your email address will not be published.