El Ayuntamiento rechaza pagar a la Xunta por las guarderas durante el cierre

La Junta de Gobierno Local aprobará hoy el requerimiento a la Xunta para que ajuste la aportación municipal en las escuelas infantiles de A Sardiñeira, Eirís y Monte Alto a las circunstancias actuales, en las que, debido a la crisis sanitaria del coronavirus, no se está prestando el servicio desde mediados de marzo.

El Concello recibió el 20 de abril las liquidaciones correspondientes a la primera mitad del curso escolar 2019-2020 que ascienden a 176.250 euros -de los que 58.500 euros corresponden a A Sardiñeira; 57.750 a Eirís y 60.000 euros a Monte Alto-. El Gobierno local entiende que no debe pagar este recibo íntegro, ya que la Xunta suspendió los contratos con las empresas que prestan este servicio y las escuelas infantiles están cerradas, por lo que le solicita que anule este pago y que le pase otro ajustado al servicio prestado durante esta primera parte del curso, que se vio interrumpido por la pandemia. El Concello propone también que, en caso de tener que abonar todo el importe, las arcas municipales se vean resarcidas en el segundo plazo de pago, de modo que se compense el exceso de facturación.

El Consorcio Galego de Servizos de Igualdade e Benestar calcula que cada plaza cuesta 4.500 euros al año y el Concello abona un tercio de ese coste.

Leave A Reply

Your email address will not be published.