Descubren un medicamento antiparasitario que puede desactivar el coronavirus en 48 horas en pruebas ‘in vitro’

0


Científicos de la Universidad australiana de Monash han demostrado que un medicamento antiparasitario, Ivermectina, inhibe en 48 horas la replicación del coronavirus SARS-CoV-2, desintegrando su material genético. Una puerta a la esperanza ya que este medicamento, cuyo uso como antiparasitarios fue aprobado en por la Agencia del Medicamento de Estados Unidos (FDA) en 1985 y está disponible para su uso en todo el mundo.

La Ivermectina ha demostrado su eficacia antiviral in vitro (en tubos de ensayos) en una amplia gama de virus, incluidos el VIH, el dengue, la gripe y el virus del Zika.

Ahora, según recoge la publicación Medical Dialogues, los científicos han observado que una dosis de Ivermectina, podría también detener el crecimiento del coronavirus causante de la enfermedad covid-19 en el cultivo celular.

“Descubrimos que incluso una sola dosis esencialmente podría eliminar todo el ARN viral a las 48 horas“

Los investigadores están esperanzados con el hallazgo. “Descubrimos que incluso una sola dosis esencialmente podría eliminar todo el ARN viral a las 48 horas y que incluso a las 24 horas hubo una reducción realmente significativa del mismo“, remarcó la Dra. Kylie Wagstaff de Monash Biomedicine Discovery Institute., que dirigió el estudio.

“Necesitamos determinar ahora si la dosis a la que se puede usar en humanos será efectiva“

El objetivo ahora será encontrar la dosis efectiva en seres humanos. ”La ivermectina se usa ampliamente y se considera un medicamento seguro. Necesitamos determinar ahora si la dosis a la que se puede usar en humanos será efectiva. Ese es el siguiente paso», dijo el Dr. Wagstaff, quien añadió que “aunque se desconoce el mecanismo por el cual Ivermectin funciona en el virus, es probable, en función de su acción en otros virus, que funcione para evitar que el virus «atenúe» la capacidad de las células huésped para eliminarlo”.

«En momentos en que tenemos una pandemia mundial y no hay un tratamiento aprobado, si tuviéramos un compuesto que ya estuviera disponible en todo el mundo, eso podría ayudar a las personas antes. De manera realista, pasará un tiempo antes de que se aplique una vacuna ampliamente disponible”, añadió.

En la investigación ha participado, el Dr. Leon Caly, del Royal Melbourne Hospital, el virólogo que formó parte del equipo que fue el primero en aislar y compartir el SARS-COV2 fuera de China en enero de 2020,. “Estoy entusiasmado con la posibilidad de que Ivermectin se use como un medicamento potencial contra COVID-19″, dijo el Dr. Caly .

Pero falta esperar. El uso de Ivermectina para combatir el COVID-19 dependería de los resultados de más pruebas preclínicas y, en última instancia, de ensayos clínicos, con fondos necesarios con urgencia para seguir avanzando en el trabajo, dijo el Dr. Wagstaff.

No obstante, los científicos de ninguna manera recomiendan hacer un uso inadecuado del medicamento ya que puede ser peligroso.

El SARS-CoV-2 se ha extendido ya a cerca de 192 países dejando más de un millón de contagiados y 60.000 muertos.

Sin la existencia de tratamientos efectivos ni una vacuna, miles de científicos de todo el mundo aúnan esfuerzos en lograr cuanto antes un tratamiento efectivo en espera de la vacuna.

En España, en el Hospital Vall d’Hebron, en Barcelona, se avanza en un ensayo clínico en torno a un antiinflamatorio para tratar la artritis, un fármaco que permitiría mejorar el estado de los pacientes más graves.

Recientemente, la Agencia del Medicamento de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) ha puesto en marcha un tratamiento de investigación que se está explorando para hacer frente al COVID-19 que implica el uso de plasma convaleciente recogido de pacientes recuperados del virus. El uso de plasma convaleciente se ha estudiado en brotes de otras infecciones respiratorias, incluida la pandemia del virus de H1N1 , la epidemia de SARS-CoV-1 y la epidemia de MERS-CoV.

Leave A Reply

Your email address will not be published.