Declaraciones de la renta falsas y avisos de Correos, nuevas estafas del confinamiento

La Policía Nacional alerta del aumento de estafas por internet desde que se inició el estado de alarma por el coronavirus. Los ciberdelincuentes han optado por enviar correos electrónicos a sus víctimas con los logos de Correos, Amazon, entidades bancarias e incluso de la declaración de la renta con un enlace desde el que se accede a una plataforma de pago en la que el usuario inserta sus datos.

Fuentes del 091 indican que este repunte se debe a que “la gente permanece en casa” y eligen las redes sociales para hacer su engaño. Por internet circulan emails de Correos en los que se avisa al receptor que debe pagar un pequeño importe para recibir un paquete que está esperando. Si acepta e ingresa sus datos, los ciberdelincuentes podrán conseguir información sobre su tarjeta para hacer compras.

La Policía Nacional explica que “hay oficinas de Correos que están cerradas, se están haciendo muchos pedidos estos días y el servicio puede ser algo más lento por las medidas de protección”, por lo que recibir un email de este tipo no es sorprendente. “Los timadores aprovechan esas circunstancias para intentar que les pasen los datos bancarios”, detallan.

Entre las estafas también figuran correos electrónicos de Amazon, que gestiona muchas ventas; de entidades bancarias y de la Seguridad Social, ya que la campaña para realizar la declaración de la renta ya ha comenzado. En el email se puede leer, junto a un logo del Gobierno de España, un texto en el que se informa la víctima de que debe acceder a un link e ingresar los datos de su cuenta para recibir un reembolso superior a 300 euros.

La Policía Nacional recuerda que “ya con la aparición de las nuevas tecnologías, la ciberdelincuencia era un delito que está en auge”, pero desde hace más de un mes, con la población confinada en su casas, ha aumentado.

Los agentes recomiendan que, cada vez que se reciba un correo sospechoso, el usuario busque en internet sobre la fiabilidad del mismo, ademas de acudir a fuentes oficiales para contrastar la información. “Es la forma más rápida y segura”, apuntan. Invitan a los ciudadanos a “sospechar” siempre que no estén esperando un email de estas características y recuerdan que “una imagen corporativa, logo o sello no acredita su autenticidad”.

De hecho, muchos de estos correos tienen direcciones extrañas, pero vienen acompañados de imágenes o marcas que engañan a la víctima. Otra de las recomendaciones es buscar información sobre el emisor, pues siempre queda reflejado quién manda el correo y se puede comprobar si la cuenta es oficial o no.

“Los avances tecnológicos no paran y la parte mala es que los profesionales del timo se aprovechan de ello para captar a sus víctimas y poder sacarles todo lo que puedan”, concluyen fuentes de la Policía Nacional, que trata de “adaptarse” a esta situación.

Leave A Reply

Your email address will not be published.